El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

ENDESA se Opone a la OPA de Gas Natural

Por Narrador - 11 de Septiembre, 2005, 4:06, Categoría: OPA Sobre ENDESA

ENDESA ha decidido oponerse por todos sus medios a este ‘asalto’ sufrido por parte del Tripartito’. Era previsible que así sucediera. Las reacciones políticas se suceden en la línea que podíamos esperar y la solución tardará cuando menos meses. Paciencia y tiempo al tiempo.

LOS TITULARES

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

El Mundo: “El PP dice que “no puede salir” una OPA que considera tremendamente sospechosa”.

El País: “Endesa se enfrenta a la OPA de Gas Natural”, “Piqué discrepa de Rajoy y de Zaplana y pide desligar la OPA del tripartito catalán”, “Los sindicatos califican la operación como positiva”

ABC: “Endesa y Caja Madrid rechazan la OPA de Gas Natural y estudian recurrir a Bruselas”.

La Razón: “El consejo de ENDESA cierra filas contra Gas Natural e Iberdrola”

La Vanguardia: “Endesa rechaza la OPA de Gas Natural y la califica de “hostil e insuficiente”.

El Periódico: “El PP atribuye la OPA de Gas Natural al poder del tripartito sobre Zapatero”.

LA INFORMACION

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

El consejo de administración de Endesa rechazó ayer la oferta pública de adquisición (OPA) lanzada por Gas Natural por considerarla hostil e insuficiente (como ya adelantamos ayer). La "valoración preliminar" recogida en un comunicado de la primera eléctrica de España señala que los términos económicos ofrecidos por Gas Natural en su oferta -21,3 euros por acción- son "manifiestamente insuficientes" y no corresponden con el valor de la compañía. Además, añade que la operación es "difícilmente compatible" con el régimen regulatorio y de competencia español y que existen riesgos "no previstos" que podrían perjudicar a sus accionistas. Endesa critica que la operación se plantee en un momento en el que está abierto un proceso de revisión y modificación de la regulación eléctrica en España, lo que en opinión de la compañía resulta "particularmente sorprendente y preocupante", máxime cuando las conclusiones preliminares de dicho proceso de reforma parecen ser "diametralmente opuestas a la concentración pretendida". El consejo de Endesa argumenta, además, que la participación del principal competidor de la compañía, Iberdrola, en la operación en los términos planteados presenta "serias dudas" desde el punto de vista de la protección de los derechos de los accionistas minoritarios y es incompatible con los precedentes nacionales y comunitarios en materia de competencia". Según fuentes de Endesa, citadas por distintos diarios, la concertación con Iberdrola revela la concertación entre dos competidores para ponerse de acuerdo en repartirse mercados y activos. Por último, Endesa deja claro que se reserva el derecho a adoptar "todas las actuaciones" compatibles con el ordenamiento vigente "para la defensa de los intereses de la compañía y de sus acciones".

Llegados a este punto debemos recordar que el Pacto de Tinel firmado por el PSC, ERC e ICV que dio lugar al tripartito que llevó a Pasqual Maragall a la Presidencia de la Generalitat preveía impulsar desde el Ejecutivo autonómico la creación de empresas catalanas en sectores estratégicos, con el energético entre sus prioridades. Así lo destacan ABC y EL MUNDO, que coloca esta información en la apertura del diario.

El PP consideró que se trata de una operación "sospechosa". Según el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, la operación "no se sostiene" ni desde el punto de vista político, ni económico, ni estratégico, y la única explicación a la misma "es el pago de factura políticas". Por ello, anunció que su grupo pedirá la comparecencia ante el Congreso del vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, y del ministro de Industria, José Montilla. El presidente del PP, Mariano Rajoy, dijo que si prospera la operación supondría que "el sector público autonómico controle las empresas españolas". El portavoz del PSOE en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, consideró que ver lecturas políticas en estos asuntos es "un disparate" y consideró que los peculiares planteamientos del PP deben ser consecuencia de haber pasado todo el verano leyendo El código Da Vinci. No es muy original el hombre, más que nada porque se cree que vivimos en OZ. Josep Piqué, señaló que es contrario a "este tipo de operaciones de concentración", pero añadió que, por otro lado, "no hay que mezclar" el intento de control de Endesa con el debate del Estatuto catalán, al tiempo que pidió que tampoco se interprete "en términos territoriales".

Desde CiU, Josep Sánchez Llibre, dijo que se trata de "una decisión libre, autónoma e independiente" que toman empresas privatizadas. Por ello, pidió "prudencia" a los partidos y respeto a los órganos reguladores del sector. El portavoz de ERC, Joan Puigcercós, pidió que se actúe en este asunto "con la ley en la mano y de manera ponderada", ante lo que es "una decisión entre empresas que ha de estar regulada por la Comisión de la Energía". Puigcercós lamentó "el tono beligerante", que, en su opinión, adoptan "algunos medios estatales" cuando algo "se sale de la órbita de lo que plantea el PP". Desde IU, el coordinador de Economía y Trabajo, Javier Alcázar, solicitó al Gobierno "absoluta imparcialidad" en todo el proceso, sin interferencias de ningún tipo salvo en la defensa de derechos de trabajadores y consumidores, al tiempo que pidió que se evite el "oligopolio energético". Por su parte, Joan Herrera, de IU-ICV, dijo que la iniciativa es "estrictamente empresarial" y criticó al PP y a quienes quieren ver en este asunto un "conflicto territorial".

La Generalitat se mantiene "expectante" (o al menos eso pretenden que nos creamos), según reiteraron ayer los consejeros Josep Bargalló y Joaquín Nadal, mientras que los gobiernos de Aragón y Madrid se oponen a al operación. El vicepresidente aragonés, José Ángel Biel, afirmó que la operación no gusta "sobre todo por lo que apunta en el horizonte". Según el vicepresidente madrileño, Ignacio González, se trata de una operación "para pagar determinados intereses políticos". La presidenta, Esperanza Aguirre, mostró su "certeza" de que el ministro de Industria, José Montilla, está detrás de la operación. Entretanto, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se mostró inquieta por la repercusión que una operación de estas características pueda tener sobre la competencia.

Por el contrario, Gas Natural cree que la operación no afecta a la competencia porque su posición en el mercado de electricidad no es significativa, al igual que la de Endesa en gas. En opinión del presidente de Gas Natural, Salvador Gabarró, se trata de una operación que beneficia a los accionistas de ambas compañías (por eso sus acciones han caído) y a los usuarios, por cuanto "un grupo más eficiente podrá ofrecer mejores precios". Gabarró añadió que la operación es "buena para España, porque crea una empresa más potente a nivel mundial y porque reorganiza el sector energético". Añadió que la venta de activos que se ha pactado con Iberdrola va a configurar un mercado más equilibrado y anunció que "no habrá recortes ni traslados" en la plantilla. La nueva empresa tendría su sede en Barcelona (ahí está la clave, la imposición fiscal pagada en Cataluña), pero mantendría sedes corporativas en Madrid y en la capital catalana y un entramado de sociedades regionales que, según Gabarró, hará que "el efecto fiscal sea neutro".

El mercado bursátil acogió con dudas la operación. En este contexto, Endesa subió un 7,6% mientras que Gas Natural cedió un 2,2%

LOS EDITORIALES

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

“La gran OPA eléctrica”, EL PAÍS. Indica que la OPA de Gas Natural sobre Endesa se ha hecho sin intervencionismo público, ya que e Gobierno ha mostrado ante ella una imparcialidad benevolente, independientemente de la sintonía de fondo que pueda existir entre sus promotores y los ministerios competentes. Califica la operación de ambiciosa y explica que mejoraría el mapa energético español, porque la adquisición de activos reforzaría a Iberdrola y le permitiría entrar más a fondo en el gas, permitiendo su proyección internacional; a Endesa le brindaría un horizonte claro y consolidaría la añeja ambición de Gas Natural de convertirse en un gran operador en todos los escalones energéticos. Pero la complejidad de la operación corre pareja a su envergadura. Tanto empresas como instituciones deben hilar fino para que el resultado sea de una mayor competencia en el mercado energético, a favor de los consumidores, a través de un mayor acceso al gas de todos los actores. Cree que la respuesta negativa formulada ayer por el consejo de Endesa se basa en argumentos que suenan a una defensa corporativista de su cúpula. Así la supuesta insuficiencia de la oferta contrasta con una prima alta comparativamente con otras operaciones; el inédito acuerdo previo con Iberdrola cortocircuita las alegaciones sin exhibir contraindicaciones.

“Un asalto político que no debería prosperar...”, El Mundo. Dice que “Uno de los más contundentes argumentos para detectar de inmediato que se trata de una operación política se encuentra en el Pacto de formación del tripartito, que incluía, como objetivo esencial, la creación y fortalecimiento de grupos energéticos catalanes, aunque, tremenda ironía, con la supuesta intención de evitar situaciones monopolísticas. Las evidencias se apilan en forma de peones estratégicos. El secretario general del PSC, José Montilla, se convierte en ministro de Industria y éste lleva a la secretaria de Energía del tripartito, Maite Costa, a presidir la Comisión Nacional de la Energía. A la conocida influencia de la Generalitat en La Caixa se ha unido recientemente una clara manifestación de la concertación de la caja con la política del tripartito: la firma por parte del director general de la entidad de una carta pública a favor del nuevo Estatut. Los indicios de que esta es una operación política son insoslayables, y cuando no se tienen argumentos para rebatirlos se acude, como ayer hizo el portavoz parlamentario de PSOE, a los chascarrillos y las ocurrencias. (...) La petición de Piqué de que nadie “especule” e interprete esta operación “en términos territoriales” demuestra el síndrome de Estocolmo que le lleva a anteponer su condición de político catalán a la coherencia con los planteamientos nacionales del PP. Pero las objeciones a la OPA no han partido sólo del PP. El Gobierno de Aragón ha manifestado que la operación esconde otros intereses que los meramente económicos y la Xunta gallega ha expresado su preocupación, mientras IU denuncia la intención de crear un “oligopolio energético”. Aún queda una esperanza de que la OPA se trunque, y es que la Comisión de la Energía y el Tribunal de Defensa de la Competencia actúen siguiendo los criterios que hace apenas dos años impidieron la adquisición de Iberdrola por parte de Gas Natural”.

... Y una anomalía financiera que debería corregirse, El Mundo. Reabre el debate sobre el papel de las cajas de ahorro. (...) Al no tener accionistas, sino meros impositores, no tienen la obligación de buscar la rentabilidad, ni están sujetas al control del mercado. (...) Pero lo más inaceptable de las cajas de ahorro es su permeabilidad al poder político. En el caso de La Caixa, al Gobierno de la Generalitat. (...) La OPA de Gas Natural demuestra que las cajas se pueden convertir en un instrumento para sustituir el poder público español por el poder público de una determinada comunidad. Y, más concretamente, para poner las empresas privatizadas en manos de gobiernos autonómicos cuya lealtad a la Constitución y al proyecto común de España, lamentablemente, no se puede dar por hecha”.

“Más allá de una OPA hostil”, ABC. En el tema de la OPA de Gas Natural, el diario reconoce que vincular el auge empresarial de La Caixa con la dependencia de Zapatero del Gobierno tripartito podría ser un ejercicio de reduccionismo, aunque señala que no conviene perder de vista que la rivalidad Cataluña-Madrid no se ciñe al estricto ámbito económico y que el Ejecutivo socialista cultiva más el puente aéreo que los puentes de diálogo con el Gobierno de la comunidad madrileña, la joya de la corona del PP y el enemigo a batir por el poder que simboliza el Palacio de la Moncloa. Con la operación financiera desplegada pro La Caixa, la entidad catalana incrementa su dominio, sitúa en Cataluña el centro del poder para manejar los hilos del sector energético español y ofrece al Gobierno socialista el cambio que anhelaba en las empresas privatizadas.

“España manoseada”, LA VANGUARDIA. Asegura que carecen de toda lógica las reacciones publicadas ayer que presentaban la OPA de Gas Natural como una suerte de asalto catalán a las fuentes energéticas españolas con el tácito consentimiento del Gobierno central y el apoyo entusiasta de la Generalitat catalana, instancias que ha optado por la máxima prudencia. Añade que la sola insinuación de que una gran empresa catalana no tiene derecho a dirigir un sector clave de la economía española por el mero hecho de ser catalana constituye un insulto intolerable que debe ser replicado, con mesura pero con firmeza. La sociedad catalana no puede ser objeto de continuos reproches y menosprecios cuando reclama una mejora de su autogobierno, cuando plantea un ajuste razonable de su contribución a la solidaridad interterritorial o cuando sus gestores empresariales toman la iniciativa en el mercado interior español. Con mesura pero con firmeza: incurren en una tremenda irresponsabilidad quienes reiteradamente intentan estigmatizar Cataluña ante el resto de la sociedad española.

“Una operación europea”, AVUI. El diario indica que desde el punto de vista catalán, la operación de Gas Natural es una muy buena noticia. Significa que una empresa con mentalidad, accionariado y gestión catalana intenta adquirir una dimensión europea para competir en primera división. También sirve para constatar que hay empresas del país capaces de adaptarse a los escenarios del futuro. Haría falta que desde Madrid se hizo un esfuerzo en el mismo sentido y ninguno desde Cataluña hizo nada extraordinario para impedir que las eléctricas catalanas pasaran a manos de Endesa, cuando el sector se estaba reorganizando. Ahora el mercado sigue otra dinámica, y tampoco el poder político o mediático tendrían que interferir más allá de la defensa de los intereses de consumidores y accionistas. En este sentido, califica de lamentable la actitud del PP, que ya se opuso desde el Gobierno a la fusión entre Gas Natural e Iberdrola y ahora hace lo mismo desde la oposición.

“Irracionalidad ante la OPA”, EL PERIODICO. Afirma El PP ha iniciado una ofensiva de rechazo del plan de Gas Natural por un estricto cálculo político partidista".

“Una OPA polémica”, LA GACETA. La adquisición de Endesa por Gas Natural, si llega a producirse, debería estar sometida a una serie de condiciones".

ARTICULOS DE OPINION

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

“Piqué no para”, Federico Jiménez Losantos. EL MUNDO. Dice que Piqué es el último ejemplo de ese deseo de significarse contra los suyos, porque el PP criticó anteayer la operación de La Caixa para hacerse con el monopolio de la energía en España y Piqué no dudó en desautorizar a Rajoy diciendo que hay que esperar antes de hacer cualquier valoración política. El autor teme que la escandalosa enmienda hecha por Piqué a su partido es sólo el comienzo de un acelerón autodestructivo o transfuguista.

“La energía se hace catalana”, M. Martín Ferrand. ABC. Martín cree que Gas Natural se acabará quedando con Endesa y denuncia que en su momento Aznar impidiera en su momento a fusión entre Endesa e Iberdrola, que el autor califica de más deseable que la que se plantea ahora.

“Cría cuervos y te sacarán las opas”, Luis Ignacio Parada. ABC. Dice que es posible que el mercado eléctrico pase a ser dominado por quienes mandan en Cataluña como compensación a que tendrán que recortar sus aspiraciones estatutarias. Añade que financieramente es una operación engañosa; industrialmente no aporta nada en un mercado intervenido y políticamente era “ese oscuro objeto de deseo”.

“Cataluña hostil”, César Alonso de los Ríos. ABC. Afirma que se ha puesto de manifiesto que el proyecto nacionalista entraña toda una concepción de la nación catalana y que todo se organiza en ese sentido. Indica que ya reconocen que estamos ante el descuartizamiento de España. La fagocitación de Endesa es un desafío a la altura del nuevo Estatuto y del proyecto nacional catalán, por tanto la respuesta que podría esperarse desde Madrid debería responder a una ambición nacional.