El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Impuestazo e Improvisación Constante

Por Narrador - 9 de Septiembre, 2005, 17:18, Categoría: El Impuestazo

Los presidentes de las autonomías gobernadas por el PP pidieron ayer al Gobierno que "mejore la cuantía" de su oferta -1.000 millones en dos años- para paliar el déficit sanitario y "no obligue" a las comunidades a subir los impuestos, porque consideran que esta propuesta "no entra en el sistema de financiación autonómica vigente". Así se expresaron en conferencia de prensa el secretario general del PP, Ángel Acebes, y el presidente de La Rioja, Pedro Sanz, tras la reunión que mantuvieron los dirigentes nacionales del partido y los jefes de los Ejecutivos autonómicos para fijar la posición que mantendrán en el debate sobre financiación sanitaria, que centrará la próxima Conferencia de Presidentes. Se le reclama al gobierno que cumpla la Ley y desarrolle una propuesta estable dentro del sistema de financiación vigente aprobado unánimemente por las comunidades autónomas. Al tiempo, expresaron su malestar por la forma en que el Gobierno ha presentado estas medidas, a través de los medios de comunicación.

Por su parte, las comunidades socialistas unificaron su posición el sábado (se supone que improvisando sobre la marcha), en el Consejo Territorial del PSOE, y apoyarán la propuesta del Gobierno, según informa EL PAIS. El secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE, Alfonso Perales, pidió al PP que haga una propuesta alternativa sobre financiación sanitaria en lugar de "amenazar" con no acudir a la Conferencia de Presidentes y "boicotear" cualquier posibilidad de acuerdo. El dirigente socialista dijo que todavía hay margen de acuerdo, ya que la propuesta "definitiva" del Gobierno será la que haga el día 10. Como siempre la ‘culpa es del PP’. En este sentido, LA RAZON señala que el Gobierno mejorará su oferta económica para lograr el consenso con la oposición. Pedro Solbes, recordó ayer que la propuesta de financiación sanitaria "no es intocable" y que está abierta a mejoras. Por supuesto ante el éxito de la medida nada mejor que modificarla en 24 horas, así funciona este gobierno, así muestra su ‘sólido’ proyecto de vertebración de España…

LOS TITULARES SOBRE FINANCIACIÓN SANITARIA

Martes, 6 de de septiembre de 2005

El Mundo: “Los ‘barones’ del PP dispuestos a negociar la financiación si no hay subida de impuestos”.

El País: “recursos insuficientes para la buena salud de las autonomías”. “Las autonomías del PP reclaman más dinero para sanidad sin subir impuestos”

La Razón: Los ‘barones’ del PP exigen más dinero para negociar”

La Vanguardia: “El Gobierno está dispuesto a ampliar su oferta en financiación sanitaria para lograr el pacto”

El Periódico: “El Gobierno cede y promete subir un poco la ayuda para sanidad”

EL MUNDO

Martes, 6 de de septiembre de 2005 

LOS 'BARONES' DEL PP, DISPUESTOS A NEGOCIAR LA FINANCIACIÓN SI NO HAY SUBIDA DE IMPUESTOS

Carmen Remirez De Ganuza

Presentarán una contrapropuesta si, además, el Estado pone más dinero y no es provisional

MADRID.- Que el Estado mejore la cuantía de la aportación anunciada, que la medida se introduzca en el modelo vigente de modo que no sea un parche coyuntural y que no se obligue a subir los impuestos. Estas son las tres condiciones que los presidentes autonómicos del PP pusieron ayer al Gobierno para negociar la propuesta de financiación sanitaria que presentó el pasado jueves y que hoy por hoy les resulta «inaceptable».

«A partir de ahí, podemos hablar», declaró ayer Pedro Sanz, presidente de La Rioja y decano de los barones del PP, tras el almuerzo que mantuvieron con Mariano Rajoy y la plana mayor del partido en la sede de Madrid.

Sanz, que estuvo acompañado en rueda de prensa por el secretario general, Angel Acebes, coincidió con éste en transmitir un primer y doble mensaje de firmeza política al enfatizar la promesa de que «nosotros no vamos a subir los impuestos», y dirigir, después, una ácida crítica al Gobierno por las «formas» en la presentación de su propuesta de financiación.

«Estamos incómodos», dijo el portavoz de los presidentes autonómicos del PP, «porque la propuesta no se ha hecho de una forma adecuada, con lealtad. No entendemos que, desde el 28 de octubre del año pasado, en que se anunció una propuesta, hasta el jueves pasado, en que se presentó a los medios de comunicación, no hayamos tenido un documento encima de la mesa, lo cual es un signo de improvisación y de falta de respeto».

«Se quiere que haya poco debate. Vamos a toda prisa, a toda velocidad, sin más de 48 horas para plantear contrapropuestas», añadió Sanz en un tono más quejoso que enérgico. Si Acebes dejó claro tras la reunión que el PP va a exigir, primero, que se cumpla el modelo vigente, incluidos sus previstos mecanismos de corrección demográfica; segundo, que «no se suban los impuestos», y tercero, que «se garantice la igualdad de los ciudadanos, vivan donde vivan», Sanz puso el acento en la «esperanza» de que «el Gobierno rectifique» y «mueva ficha».

Como subrayó ayer Sanz al detallar sus tres condiciones para la negociación, «no hablamos de una propuesta, sino de un gesto extraordinario y muy pobre, cicatero en la cifra y para sólo dos años».

Y es que, horas después de que la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, declarara que la propuesta del Gobierno «requiere un estudio en más profundidad», el portavoz de los barones del PP habló más de «contrapropuestas» que de «rechazo» global al plan.

De hecho, y aunque receló de que el Gobierno se guarde «algún nuevo as bajo la manga» -porque «nos hubiera gustado conocerlo desde el principio»-, confió en que corrija su propuesta de financiación y subrayó la necesidad de habilitar una tercera Conferencia de Presidentes, llegado el caso, para alcanzar un posible acuerdo entre todas las comunidades autónomas.

Sanz dejó caer en la rueda de prensa que algunos presidentes autonómicos del PP son más sensibles que otros al plan de financiación del Gobierno, pero ahuyentó los rumores de división interna descartando a priori la posibilidad de que Valencia o Baleares -valgan de ejemplo- se desmarquen con una aceptación unilateral de la propuesta definitiva del Gobierno.

«Los presidentes del PP no llevamos uniforme», proclamó, pero sí la «idea» de llevar una «posición unitaria, de partido» al Consejo de Política Fiscal y Financiera del miércoles y a la Conferencia de Presidentes del sábado. Según dijo, no es una cuestión «ideológica», sino de «convicciones».

Y puestos a aunar criterios, antes de que los consejeros de Economía y de Sanidad autonómicos se reúnan hoy en la sede popular con los correspondientes secretarios ejecutivos, Miguel Arias Cañete y Ana Pastor, los presidentes aprobaron ayer un documento en el que plasmaban los tres grandes principios formulados por Acebes.

En dicho documento, los barones del PP «exigen al Gobierno que cumpla la Ley y desarrolle una propuesta estable dentro del sistema de financiación vigente aprobado unánimemente por las Comunidades Autónomas, usando sus propios mecanismos correctores para solventar las nuevas necesidades».

«Reiteran», en segundo lugar, «su rechazo a la propuesta del Gobierno de incrementar adicionalmente algunos impuestos que soportan los españoles para financiar la sanidad».

Pero es la palabra «diálogo» la que cierra el manifiesto de los populares que, en su último punto, «manifiestan su disposición a dialogar para encontrar entre todos una solución (...), persiguiendo alcanzar los niveles de calidad en la prestación sanitaria que los ciudadanos demandan. Será de este modo como podrá garantizarse la igualdad de todos los españoles, para que reciban los mismos servicios en cualquier lugar del territorio nacional en que se encuentren».

EL PAIS

Martes, 6 de de septiembre de 2005

RECURSOS INSUFICIENTES PARA LA BUENA SALUD DE LAS AUTONOMÍAS

Representantes del Gobierno y de las 17 comunidades y las dos ciudades autónomas se reunirán pasado mañana en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, en Madrid, para analizar la propuesta del Ejecutivo central para resolver el déficit sanitario. Un grupo de expertos ha analizado, por encargo del Ejecutivo, el gasto sanitario público en el periodo 1999-2003.

El estudio, coordinado por el Ministerio de Economía y Hacienda, ha sido elaborado por miembros del Ministerio de Sanidad, de los Gobiernos autónomos y de la Intervención General de la Administración del Estado, adscrita a Economía. Éste es un extracto del análisis realizado por los expertos:

- La situación. El gasto sanitario público aumentó un 8,6% anual en el periodo analizado y alcanzó los 42.591 millones en 2003. A partir de 2002, año en que culminan los traspasos a las comunidades autónomas, éstas gestionan el 90% de ese gasto, por lo que ellas "determinan la evolución global del sistema". El gasto en salud ha crecido más que la riqueza: pasó de representar el 5,5% del PIB y al 5,7%.

El gasto creció por encima de la media de Baleares, Murcia, La Rioja y Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Canarias, Cantabria, Melilla, Cataluña y Aragón; y por debajo, el del País Vasco, Galicia, Navarra, Madrid y Ceuta.

- Endeudamiento. Las comunidades con la mayor deuda a finales de 2003 eran, por orden descendente, Canarias -su deuda representaba el 7,4% del gasto devengado en dicho ejercicio-, Comunidad Valenciana (7,3%), Baleares y Cataluña (6,5%), y Castilla y León (6,3%). La media era del 4,3%.

- Inversión en relación con la riqueza. El gasto en salud es de media un 5,2% del PIB pero las diferencias van del 8% de Extremadura sobre su PIB regional al 3,5% de la Comunidad de Madrid.

- Salarios y otras partidas. El capítulo que más se lleva es el de los salarios, seguido de las transferencias corrientes (fundamentalmente, las recetas médicas) y del gasto en consumo intermedio (la compra de material para centros sanitarios). Éste último es el que más creció. Los sueldos, en cambio, subieron por debajo de la media. Madrid y Baleares destacan, no obstante, por su elevado aumento, que convierte sus salarios en los más altos.

- Distribución del gasto. La asistencia hospitalaria supone más de la mitad del gasto sanitario público. Le sigue el farmacéutico, que es el que más ha crecido, sobre todo en la Comunidad Valenciana, Melilla y Canarias; en Andalucía y Aragón aumentó por debajo de la media. El tercer capítulo más costoso es la atención primaria.

- Motivos del aumento. Influyen varios factores: el demográfico (el aumento y el envejecimiento de la población), el factor precios y el denominado factor prestación real media por persona (que recoge el efecto de las variaciones tanto en la cantidad como en la calidad de los servicios sanitarios consumidos). Los expertos aseguran que la evolución demográfica explica un 21,4% de la tasa de incremento medio anual del periodo 1999-2003, mientras el factor precios supone el 46,1% y el de prestación real media, el 32,5%.

La población protegida en España ha aumentado una media del 1,62%; creció en todas las comunidades, excepto en Asturias, Extremadura y Castilla y León.

- Aumento de la población protegida. El aumento es casi generalizado pero se distribuye territorialmente de modo muy desigual. Tras Melilla, Baleares registra la tasa más elevada, seguida por Canarias, Murcia, Madrid, Comunidad Valenciana, La Rioja y Cataluña. Todas estas, salvo Madrid, destacan porque aumentaron el gasto sanitario por encima de la media. Madrid, por el contrario, y pese a presentar aumentos de población muy destacados, incrementa su gasto en un 7,6% anual, cuando la media es del 9%.

- Gasto por persona. La media en 2003 era de 953 euros. Por encima están Navarra, Cantabria, Aragón, Asturias, Melilla, Castilla y León, País Vasco, Extremadura, Ceuta, Canarias, La Rioja y Galicia. Cataluña y Murcia están en torno a la media y por debajo, quedan Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Baleares, Andalucía y Madrid. El informe destaca el caso de la Comunidad de Madrid, que en 1999 estaba ligeramente por encima de la media y en 2003 es la que menos gastó.

Los expertos afirman que "el análisis estadístico indica que no existe relación entre el gasto por persona y el PIB per cápita de las comunidades". Madrid es también la que menos gasta por persona protegida respecto a su PIB per cápita (3,8%) y Extremadura, la que más (8,6%). La media es del 6,03%.

- Gasto por persona si las comunidades tuvieran la misma estructura de población. Los expertos también han hecho cálculos basándose en esta hipótesis. La media sería en 2003 de 952 euros por persona. Melilla se situaría a la cabeza (1.337 euros) y a la cola, Castilla-La Mancha (894). Cuando se corrige la población por su estructura de edades, empeoran su posición Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Galicia, Navarra y La Rioja. Y la mejoran Ceuta, Canarias, Murcia, Comunidad Valenciana, Baleares, Andalucía y Madrid. El resto, Melilla, País Vasco, Extremadura y Cataluña, mantienen su posición. El aumento del gasto de Aragón, Cantabria, Castilla-La Mancha y Extremadura "no se justifica por la evolución de la población", según los analistas.

- Evolución del gasto farmacéutico. El gasto en medicamentos pasó de suponer el 27,71% en 1999 a representar el 30,13% en 2003. El gasto farmacéutico hospitalario aumenta a una tasa del 17,83%, que oscila entre el 7,3% de Castilla y León y el 27,88% de Cantabria. "La alta variabilidad puede indicar diferencias significativas en la gestión de las compras", afirman los expertos.

El gasto farmacéutico en recetas aumenta pese a las medidas adoptadas a finales de 2003 (introducción de genéricos e incentivación de su prescripción, rebaja de los precios, entre otras). "El impacto de estas medidas queda absorbido en valores relativos transcurrido un año desde su entrada en vigor", según el informe.

Éste explica que el incremento del gasto medio por receta se ha moderado: del 8,4% al 5% en el periodo analizado. Lo cual, según los expertos, refleja la política de precios del Ministerio de Sanidad y Consumo.

Asturias y Galicia -ambas con una población mayor de 65 años superior a la media y un porcentaje de aportación del usuario inferior- tienen el mayor gasto por receta.

La tasa de genéricos dispensados pasa del 1,5% al 8,8%. Los porcentajes de dispensación más elevados se registran en 2003 en Madrid, Baleares, Cantabria, Melilla, Cataluña y Navarra.

El número de recetas facturadas aumenta del 1,4% al 6,8%. "La cantidad de recetas es el componente principal del crecimiento del gasto farmacéutico, y se ha debido fundamentalmente al aumento de la población protegida (especialmente pensionistas) y a las políticas de prevención. Paralelamente, existe un incremento paulatino en el porcentaje de recetas sin aportación (adquiridas por los pensionistas). Esto provoca que el porcentaje de aportación que corresponde abonar al usuario en el momento de la dispensación haya pasado del 7,4% en 1999 al 6,8% en 2003".

- Gasto en atención primaria. Las comunidades que gastan en este capítulo "más de lo esperado" son Cataluña, Castilla y León, Extremadura, Andalucía, País Vasco, Navarra y Aragón. Las que dedican "menos de lo esperado" son Madrid, Galicia, Comunidad Valenciana y Canarias. Precisa el estudio que el número de médicos de familia de atención primaria por 100.000 habitantes en Castilla y León y Castilla-La Mancha es muy superior a la media. Los ratios más bajos están en Murcia, Cataluña y Cantabria.

- Gasto en atención especializada. Las consultas externas han crecido a un 2,3% anual, 0,65 puntos por encima de la población protegida. Destaca especialmente el aumento en Extremadura. La atención especializada aumenta más rápidamente que la población en Extremadura, Navarra, La Rioja, Asturias, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Cantabria, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Aragón; y crece menos que la población en Ceuta, País Vasco, Andalucía, Murcia, Baleares, Madrid, Canarias y Melilla.

- Evolución de la estancia media. La cirugía mayor ambulatoria crece al 16,5% anual. "Baleares, Cataluña, País Vasco y La Rioja destacan porque, pese a la mayor complejidad de los pacientes atendidos (en términos de consumo de recursos), presentan una estancia media ajustada, que indica un mejor funcionamiento respecto del estándar". Por el contrario, Andalucía, Canarias y Extremadura "muestran desviaciones negativas".

- Urgencias. Aumentan algo más que la población, un 4,49%, sobre todo en Navarra. En Andalucía, Cataluña, Murcia, Cantabria, Ceuta y Melilla existe una proporción de urgencias superior a la población protegida.

- Gasto y resultados.

El estudio sostiene que "no se constata que exista relación entre el gasto sanitario público y los distintos indicadores utilizados, basados en mortalidad y satisfacción de los usuarios".

EL PAIS

Martes, 6 de de septiembre de 2005

LAS AUTONOMÍAS DEL PP RECLAMAN MÁS DINERO PARA SANIDAD SIN SUBIR IMPUESTOS

P. Marcos y L. R. Aizpeolea

Las comunidades socialistas apoyan la propuesta del Gobierno

Madrid - Los presidentes de las autonomías gobernadas por el PP se reunieron ayer con su líder, Mariano Rajoy, para confirmar que todos mantendrán la misma posición ante la oferta del Gobierno para incrementar la financiación sanitaria. Tras la reunión, el presidente de La Rioja, Pedro Sanz, y el número dos del PP, Ángel Acebes, subrayaron el rechazo rotundo de las autonomías de ese partido a que se suban los impuestos para pagar el déficit sanitario. Por su parte, las autonomías socialistas unificaron su posición el sábado, en el Consejo Territorial del PSOE, y apoyarán la propuesta del Gobierno de Zapatero.

Las autonomías del PP, según anunció Acebes, pedirán el miércoles en el Consejo de Política Fiscal y Financiera y el sábado en la Conferencia de Presidentes "que no exista subida de impuestos" y "que se cumpla la normativa vigente, el modelo que está aprobado, porque ese modelo prevé las adaptaciones y rectificaciones, por ejemplo, ante los fuertes incrementos de población".

Los presidentes autonómicos de los populares acordaron un documento conjunto que resume su posición en este asunto. En él "expresan su malestar por la forma en que el Gobierno ha presentado estas medidas, a través de los medios de comunicación, con absoluto desprecio a sus destinatarios naturales, las comunidades autónomas". El Gobierno remitió a todos los ejecutivos autonómicos su propuesta el mismo día que la presentó públicamente. Además, el PP acusa al Ejecutivo de "improvisación y falta de madurez" por presentar su propuesta, afirman, con el único objetivo de hacer "propaganda de la Conferencia de Presidentes".

Los presidentes autonómicos del PP mantienen en ese documento que la propuesta del Ejecutivo "implica la renuncia del Gobierno al desarrollo del modelo de financiación vigente aprobada por todas las comunidades y a usar los mecanismos correctores en él previstos, incluido el Fondo de Cohesión Sanitaria, sustituyéndolo por un parche transitorio y oportunista para tratar de contentar a sus socios parlamentarios".

Aseguran que las tensiones por el gasto sanitario obedecen a "motivos estructurales" y, sobre todo, al aumento de la población por la inmigración, por lo que "no se justifica que la aportación del Estado se limite a dos años y no sea consolidable". Los presidentes del PP mantienen que el aumento de población debido a la inmigración produce "incrementos de recaudación en los impuestos, de los que se beneficia fundamentalmente el Estado", y aumentos de gastos en Sanidad y Educación, fundamentalmente, que corren a cuenta de las autonomías. En el mismo documento, rechazan que el déficit sanitario se financie con aumento de impuestos por considerar que "es inflacionista e injusto".

Tras la reunión, Acebes y Sanz fueron preguntados por el anuncio de la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega de ampliar la aportación que la Administración central haría dentro de la negociación prevista para esta semana. Pedro Sanz replicó que él no sabe si el Gobierno oculta "algún as debajo de la manga", y mantuvo que a los presidentes del PP les hubiera gustado conocer la posición del Gobierno "de primeras" y haber sido directamente informados. El presidente riojano resumió la posición con la que contestarán en una frase con tres condiciones: "Pedimos que se mejore sustancialmente la cuantía que aportará la Administración central, que se introduzca dentro del sistema -para que no sea sólo por dos años-, y que no nos obliguen a pagar los impuestos". Si las tres se cumplen, concluyó, "podremos hablar".

El secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE, Alfonso Perales, en declaraciones a Efe, invitó al PP a hacer una propuesta alternativa sobre financiación sanitaria en lugar de "amenazar" con no acudir a la Conferencia de Presidentes y "boicotear" cualquier posibilidad de acuerdo.

Las comunidades autónomas, gobernadas por el PSOE -Galicia, Asturias, Aragón, Cataluña, Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha y Cantabria, en coalición con el PRC- anunciaron, el sábado, en la reunión del Consejo Territorial del PSOE, su apoyo a la propuesta del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Según el acuerdo, leído por el presidente de la Junta de Andalucía y del PSOE, Manuel Chaves, las comunidades autónomas gobernadas por los socialistas consideran la oferta del Gobierno sobre financiación sanitaria "positiva, equilibrada y refleja que el Ejecutivo no está dispuesto a escurrir el bulto en un problema que afecta al bienestar de los ciudadanos".

Zapatero, que informó a las comunidades socialistas sobre el modelo de financiación sanitaria, adelantó que tenía "un margen para aumentar la aportación del Gobierno" que, inicialmente, es de 1.000 millones de euros y que lo haría público en la reunión de la Conferencia de Presidentes del próximo sábado. Aclaró que la propuesta de subida de impuestos -alcohol, gasolina, electricidad- no se imponía a las comunidades autónomas, sino que, simplemente, se les daba la posibilidad de hacerlo.

También les recordó que la propuesta del Gobierno se ajusta al modelo de financiación sanitaria aprobado por el Ejecutivo del PP en 2001 y que, desde que se terminaron de traspasar las competencias de sanidad del Estado a las comunidades autónomas ese mismo año, el Gobierno no tiene por qué intervenir en ello. Pero ha decidido intervenir porque es "un problema que afecta al bienestar de los españoles", según precisó.

ABC

Martes, 6 de de septiembre de 2005 

EL PSOE PIDE ACEPTAR LA NUEVA FINANCIACIÓN SANITARIA PERO SIN SUBIR «AHORA» IMPUESTOS

Sonia Barrado

Según el PSOE, si hacen falta más recursos, se puede «dejar de privatizar servicios y retomar el Impuesto de Sucesiones para las grandes fortunas»

LOGROÑO. «Mala, rácana y ridícula». Así calificó ayer el secretario general del PP de La Rioja, Carlos Cuevas, la propuesta del Ejecutivo de Zapatero para financiar la sanidad. Los populares riojanos, contrarios a la subida de impuestos, consideran que ejercer una mayor presión fiscal sobre los ciudadanos es «la receta fácil de los Gobiernos incapaces». El PP exige al Gobierno central nuevas fórmulas alejadas del aumento de los tributos, que para Cuevas «es lo único que sabe hacer el PSOE». Lo que hace la propuesta, según los populares, es «transferir la responsabilidad a las Comunidades, que tendrán que pagar el 75 por ciento».

«Que sea inteligente»

Por el contrario, el secretario general del PSOE riojano, Francisco Martínez-Aldama, reclamó al presidente autónomo, Pedro Sanz, que sea «inteligente» y acepte la propuesta del Gobierno, ya que, aseguró, «no obliga» a una subida de impuestos y «traerá más recursos a las Comunidades que los que se recibían con el PP». En este sentido, pidió a Sanz que «ahora» no aumente los impuestos de las gasolinas y la electricidad, «porque, si hacen falta más recursos, se pueden explorar otras dos vías adicionales: dejar de privatizar servicios, que encarecen la sanidad; y que se retome el Impuesto de Sucesiones para las grandes fortunas, para herencias por encima de los 100 millones de euros». Aldama criticó al presidente riojano «porque hasta ahora sólo se le oye la crítica y el «no», pero no la alternativa». «Tiene que elegir entre usar este tema de forma partidista para confrontar con Zapatero, lo que es malo para La Rioja, o beneficiarse de medidas para reducir gastos y aumentar ingresos para hacer frente a nuestras necesidades», concluyó.

LA RAZON

Martes, 6 de de septiembre de 2005 

LOS «BARONES» DEL PP EXIGEN MÁS DINERO PARA NEGOCIAR

C. Morodo

Se conjuran para mantener una posición común y rechazar la subida de impuestos

Madrid - Mariano Rajoy no quiere dejar ningún cabo suelto ante el trascendental debate sobre la financiación sanitaria que se iniciará mañana en el Consejo de Política Fiscal y Financiera y que tendrá su continuación en la II Conferencia de Presidentes del sábado. La dirección popular es consciente de que la propuesta de subida de impuestos puede ser una afilada arma de desgaste del Ejecutivo si se maneja con inteligencia y su mayor preocupación es evitar disonancias internas bajo el atrayente maná que para las comunidades supone la posibilidad de manejar más dinero. Por eso, el jefe de la oposición se aplicó ayer con denuedo, acompañado de sus dos «guardias de corps», Ángel Acebes y Eduardo Zaplana, en unir a sus «barones» y ahuyentar el fantasma de la última reunión de la Conferencia de Presidentes, cuando todo el trabajo preparatorio previo se vino abajo por un malentendido con Manuel Fraga y con el navarro Miguel Sanz.

Informe sobre Zapatero. Génova fue sede del cónclave, con almuerzo incluido, de todos los presidentes, que pudieron escuchar además de primera mano un informe sobre el contenido de la entrevista que acababa de celebrarse en La Moncloa. El alto nivel de los asistentes obligó a que la agenda política general fuera elemento de debate, pero la atención principal giró acerca del espinoso asunto del déficit sanitario, en el que autonomías como Valencia o Baleares tienen que conjugar sus necesidades económicas con la disciplina de partido.

Cada presidente expuso abiertamente su posición con varios turnos además de intervención y, por último, se consensuó un documento en el que se deja abierta la puerta a la negociación pero sobre la base de tres condiciones: exigencia de que se cumpla el actual sistema de financiación, aprobado unánimemente por todas las comunidades, lo que implica que se usen sus propios mecanismos correctores (fondo de cohesión, población) para solventar las nuevas necesidades económicas; rechazo a la propuesta de incrementar adicionalmente algunos impuestos; y disposición a dialogar para encontrar una solución dentro del modelo actualmente vigente y respetando la solidaridad interterritorial.

En el juego previo que implica toda negociación de este tipo, el PP, curtido además en torear este toro tras su etapa de gobierno, decidió anticiparse estratégicamente al «as» que intuye que se guarda en la mano el Ejecutivo socialista para acallar el descontento inicial suscitado por su propuesta: incrementar la partida de 1.000 millones en dos años para paliar el agujero sanitario. Acebes y el presidente riojano, Pedro Sanz, (erigido en portavoz de todos los «barones») levantaron la voz con la petición de que se «mejore» esa cuantía, «claramente insuficiente» para atender, ni siquiera a corto plazo, la incidencia sobre el gasto sanitario del incremento neto de población experimentado desde 1999, que se cifra en más de 3.700.000 nuevos residentes.

Según el análisis popular, ese incremento de población está produciendo, de un lado, incrementos de recaudación de todos los impuestos, de los que se beneficia claramente el Estado; y de otro, un incremento del gasto en las comunidades por mayores prestaciones de servicios públicos. La solución de Zapatero eleva la presión fiscal y es «claramente inflacionaria», además de afectar «muy negativamente a la competitividad de la economía española y a la creación de empleo».

En resumen, en palabras de Acebes y del presidente riojano, se trata de una simple «chapuza» provocada por las «presiones» ejercidas por el tripartito catalán.

LA RAZON

Martes, 6 de de septiembre de 2005 

HOY, ÚLTIMA REUNIÓN TÉCNICA PREPARATORIA

El Partido Popular ha convocado hoy en Madrid a todos sus consejeros de Hacienda para atar los últimos flecos ante el Consejo de Política Fiscal y Financiera de mañana. Ana Pastor, Soraya Sáenz de Santamaría y Miguel Arias Cañete presidirán esta reunión interna de trabajo, continuación de la que ayer celebraron los presidentes autonómicos con Mariano Rajoy. El criterio de «población» y la exigencia al Gobierno de que atienda ese fenómeno y no transfiera su responsabilidad a las autonomías será piedra angular de la postura que defenderán los populares en el Consejo de Política Fiscal. Así, el presidente valenciano, Francisco Camps, alega en su favor que su comunidad ha pasado de los 3,9 millones de habitantes que tenía en 1999, año base del sistema actual de financiación, a 4,6 millones, lo que «exige» una respuesta por parte del Gobierno central, tal y como establece la ley vigente.

El equipo de Esperanza Aguirre también tiene bien elaborada la réplica a la propuesta del Ejecutivo: los 160 millones que ofrece para la financiación sanitaria son una «trampa», ya que lo que el Estado debe a Madrid –en donde, según sus cuentas, hay «750.000 madrileños sin financiación» por el crecimiento de la población– son 1.800 millones.

LA RAZON

Martes, 6 de de septiembre de 2005 

EL GOBIERNO MEJORARÁ SU OFERTA ECONÓMICA PARA LOGRAR EL CONSENSO CON LA OPOSICIÓN

Inmaculada G. de Molina

Madrid - El Gobierno está dispuesto a mejorar su oferta económica sobre financiación de la sanidad pública, con el fin de conseguir el consenso con todas las comunidades del PP. Es decir, pondrá encima de la mesa una cuantía adicional, aún por desvelar, a los 1.000 millones de euros (167.000 millones de las antiguas pesetas) anunciados el jueves de la semana pasada por el vicepresidente económico del Ejecutivo, Pedro Solbes.

Sin embargo, los populares tendrán que esperar a la Conferencia de Presidentes, que se reunirá por segunda vez este sábado en el Senado, para conocer hasta dónde está dispuesto el Ejecutivo a llegar en aras a ese consenso. Así lo aseguró ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, Teresa Fernández de la Vega, al término del encuentro que mantuvieron José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

Aunque rehusó puntualizar el margen de maniobra presupuestario del Ejecutivo para la negociación, sí aclaró que el as gubernamental no se refiere a medidas de contención del gasto en sanidad. De la Vega descartó también que este aumento de financiación extra suponga un incremento de impuestos adicional a los ya anunciados para el alcohol del 10% y para el tabaco del 5%. La propuesta del Gobierno incluye también la posibilidad de que las autonomías multipliquen por dos el céntimo sanitario (impuesto de la gasolina) y que suban el de la luz hasta el 41%.

El Ejecutivo prefiere esperar a la Conferencia de Presidentes para cuantificar su nueva oferta. Para la vicepresidenta primera, será en esta Cumbre más fácil arrancar un acuerdo político que en la reunión de mañana del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), en cuyo seno deberá ser refrendado el pacto que alcancen los presidentes autonómicos.

Con esta mejora de la propuesta, el Gobierno realiza «un mayor esfuerzo» en materia sanitaria, pese a ser competencia de las autonomías. «El Ejecutivo se está forzando por buscar soluciones a un tema que es de máxima preocupación de los ciudadanos», dijo.

Acto seguido, restó importancia a la oposición del PP a la propuesta del Gobierno, que, recordó, no modifica el actual modelo de financiación sanitario, que data de 2001, al contrario de lo que asegura el presidente del PP.

Según De la Vega, la propuesta formulada por el Ejecutivo tiene dos virtualidades. Por un lado, ha logrado abrir un debate y hay un diagnóstico de las necesidades futuras del sistema público de sanidad. Por otro, este plan de choque supondrá una aportación de recursos financieros a la sanidad. Por eso, confió en que la Conferencia de Presidentes concluya el sábado con un acuerdo. En estos momentos, la deuda contabilizada y no pagada por las autonomías asciende a 5.300 millones de euros (casi un billón de las antiguas pesetas).