El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Bono Pide Ignorar al 'Pobre Viceministro'

Por Narrador - 9 de Septiembre, 2005, 17:41, Categoría: Gran Oriente Medio

Ayer les contábamos la peculiar forma de entender la ayuda humanitaria del tal Bono y su gobierno. Hoy tenemos que ir más allá. Ante las críticas recibidas del propio ejecutivo iraquí, el populista que se inventó una agresión para forzar la detención de militantes del PP, ha calificado al responsable iraquí como ‘Pobre Viceministro’ al la vez que solicita ignorar sus declaraciones. Eso de democracia, eso es talante… Ya lo dice el refrán, por sus hechos les conoceréis. No se pierdan el tratamiento de EL PAIS a este tema, la realidad paralela o virtual.

ABC

Martes, 6 de de septiembre de 2005 

BONO PIDE IGNORAR AL «POBRE VICEMINISTRO» QUE CRITICÓ LA EVACUACIÓN DE HERIDOS EN IRAK

El PP asegura que quedan dudas por resolver y dice que el «trato humanitario a personas que están sufriendo no puede estar animado por intereses políticos»

MADRID. Expeditivo y sin querer dejar ningún resquicio a la duda acerca de las buenas intenciones del Gobierno, José Bono salió ayer al paso de las acusaciones, rectificadas oficialmente, de «propagandista», vertidas por el número dos del departamento de Salud del Gabinete iraquí, en relación al traslado a España de un grupo de 16 heridos en la trágica avalancha de Bagdad de la pasada semana, en la que murieron alrededor de un millar de personas. El ministro de Defensa pidió que se crea más a los militares que a un «pobre viceministro, que dice una cosa y luego se disculpa porque estaba nervioso».

El viceministro en cuestión, Amar al-Safar, encendió la polémica el pasado domingo, cuando dijo que la evacuación humanitaria, solicitada por Irak, era un gesto «para que en España pareciera que se ayuda al pueblo iraquí». Posteriormente, el propio Al-Safar se encargó de enfriar los ánimos a través de una nota de disculpa, y señaló que había «perdido los nervios» al comprobar que el Hércules 130 fletado por las Fuerzas Aéreas no podía hacerse cargo del número de heridos previsto en un principio, unos treinta.

Después, según explicó el presidente de la ONG Mensajeros de la Paz, el padre Ángel, también se supo que el equipo médico-militar español había tomado la decisión de dejar en tierra a aquellos heridos más graves, al considerar que, una vez diagnosticados, eran incapaces de sobrevivir al vuelo. Por todo ello, Bono sentenció ayer en declaraciones a Tele 5 que «estaba orgulloso» de la labor desempeñada por los soldados, y que el Ejército había cumplido con la misión encomendada.

El PP, sin embargo, todavía advierte muchas sombras en este episodio. El vocal de los populares en el Congreso, Manuel Atencia, cargó ayer las tintas contra el Ejecutivo y aseguró que el «trato humanitario a personas que están sufriendo no puede estar animado por intereses políticos o propagandísticos». Atencia señaló que esta actitud «caracteriza al Gobierno» y pidió que se «aclare lo sucedido».

Llegada a Torrejón de madrugada

Después de todos estos avatares previos, el Hércules aterrizó finalmente en la madrugada de ayer en la base aérea de Torrejón, en Madrid, con un total de 23 ciudadanos iraquíes, 16 heridos -siete niños y nueve adultos- y siete acompañantes.

A pie de pista, la ministra de Sanidad, Elena Salgado; la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín; el secretario general de Política de la Defensa, Francisco Torrente; y el embajador iraquí en España, Falal Hal Khudairi, recibieron al grupo de ciudadanos iraquíes, agradecieron al Ejército su trabajo e insisteron en quitarle hierro a las críticas previas llegadas desde Bagdad. También insistieron en que la selección de pasajeros se había basado «siempre en criterios médicos»

Entre los heridos hay un joven de 18 años con una bala alojada en la columna vertebral, un niño de nueve años con un tumor cerebral y otro de seis con una cardiopatía congénita. El resto del grupo presenta casos de fracturas y quemaduras de diversa índole.

Fuentes del Ministerio de Defensa confirmaron que estas 16 personas han quedado ingresadas en el Hospital militar Gómez Ulla de la capital, donde seguirán el tratamiento preceptivo.

EL PAIS

Martes, 6 de de septiembre de 2005

UN HOSPITAL ESPAÑOL ACOGE A 16 HERIDOS IRAQUÍES, EN SU MAYORÍA VÍCTIMAS DE LA ESTAMPIDA DE BAGDAD

G. Fourmont

Madrid - Eran poco más de las cinco de la madrugada de ayer cuando el avión militar Hércules C-130 aterrizó en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid). La ministra de Sanidad, Elena Salgado; la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, y el secretario general de Política de Defensa, Francisco Torrente, estaban en la pista para acoger a sus pasajeros: 16 iraquíes, siete de ellos niños, en su mayoría heridos en la estampida de Bagdad que el pasado miércoles causó la muerte de más de 900 personas. Tras un largo viaje de 10 horas, todos han ingresado en el hospital militar Gómez Ulla, en Madrid.

"Es un milagro". El padre Ángel, presidente de la ONG española Mensajeros de la Paz, aún no se explica cómo los 16 heridos pudieron llegar a España. El sacerdote, que también viajó en el Hércules, recuerda que "18 tanques protegían a las ambulancias hasta el aeropuerto de Bagdad". La salida del avión fue vigilada, además, por soldados españoles del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo.

La mayoría de los 16 iraquíes se encontraban, el 31 de agosto, en el puente Aima de Bagdad, sobre el río Tigris, cuando un rumor sobre la presencia de terroristas suicidas desató una estampida. Casi un millar de personas perdieron la vida. Al conocer la tragedia, el ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, se puso en contacto con su homólogo iraquí para ofrecerle ayuda médica. En Irak, desde la caída de Sadam Husein en 2003, Mensajeros de la Paz gestiona en el terreno la evacuación de los heridos. El Ministerio de Defensa fletó el avión.

El padre Ángel estaba a punto de "besar la tierra" cuando llegó a Torrejón. "Digo chapeau a los ministerios de Exteriores, Defensa y Sanidad" por su gestión, explica antes de insistir en que "España es el único país en ayudar a Irak por [las consecuencias de] la estampida". La ayuda española no fue, sin embargo, saludada por todos. El viceministro de Salud iraquí, Amar al Safar, creó una pequeña tensión diplomática al declarar el domingo que España no había querido atender a los más graves y que "el único objetivo de la misión es propaganda".

En el aeropuerto de Torrejón, la ministra de Sanidad, Elena Salgado, dio ayer por zanjada la polémica al asegurar que los heridos habían sido elegidos según "criterios médicos". El padre Ángel explicó que era una "imprudencia" trasladar a los más graves. El embajador de Irak en España, Talal al Khudairi, se disculpó en nombre de su Gobierno.

No hay fecha de vuelta a Irak. Los 16 heridos han ingresado en el hospital Gómez Ulla hasta que "estén bien", en palabras del padre Ángel. El Ministerio de Sanidad está coordinando con todas las comunidades autónomas el posible traslado de los pacientes hacia otros hospitales. Los siete niños -uno de ellos tiene 18 años- están tutelados por Mensajeros de la Paz. Algunos no estaban en el puente Aima, sino que padecen enfermedades incurables en su país. Una niña sufre una cardiopatía congénita; otra, un politraumatismo facial. Es lo que más preocupa al padre Ángel: la situación actual en Irak. "No hay ni luz, ni agua, ni electricidad", dice, "y nadie nos ayuda", denuncia.

Lo cotidiano de Irak es también atentados y numerosos muertos. Dos soldados británicos perdieron la vida ayer en un ataque cerca de Zubaír, a unos 20 kilómetros de Basora, al sur del país, informa France Presse. Con estas dos muertes, el número de soldados británicos fallecidos en Irak asciende a 96. Además, al menos 11 iraquíes murieron, entre ellos 8 civiles, en un atentado con coche bomba cerca de la base militar de Hit, unos 170 kilómetros al oeste de Bagdad.