El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Ayuda Humanitaria 'Made in Bono': Una Foto y a Otra Cosa

Por El Observador - 8 de Septiembre, 2005, 16:03, Categoría: General

Otro escándalo que tal vez no trascienda porque en la situación en que nos encontramos cada día se producen varios ‘desastres gubernamentales’ que acaban tapándose unos a otros. EL MUNDO informa en portada que España envía a Bagdad un avión para recoger a niños heridos y deja en tierra a los más graves. "El único objetivo de la misión es la propaganda para que en su país parezca que se ayuda al pueblo iraquí", aseguró el Viceministro de Salud de Irak. El ministerio de Defensa español afirma que la médico militar responsable de la misión excluyó a quienes no estaban en condiciones de volar y a los enfermos crónicos. La agencia efe informaba poco antes de medianoche que el Viceministro de Sanidad iraquí había puntualizado las críticas al Gobierno español y dijo que "había recibido buenas señales de Madrid", aunque subrayó que sigue esperando "acciones concretas". La versión oficial del gobierno va en un sentido muy diferente: La evacuación responde al ofrecimiento que hizo el ministerio de Asuntos Exteriores tras la tragedia sobre el puente del Tigris. Se trata de heridos de la avalancha cuyas lesiones precisan tratamientos o pruebas especiales y que serán trasladados al hospital Gómez Ulla, según informan las agencias. Queda patente una vez más la ruindad de Bono que sólo se preocupa de su propaganda. Presten atención a la ‘información’ de EL PAIS, un simple teletipo de agencia sin mencionar apenas el escándalo de esta actuación.

EL MUNDO

Lunes, 5 de de septiembre de 2005 

ESPAÑA ENVÍA A BAGDAD UN AVIÓN A POR HERIDOS Y DEJA A LOS GRAVES

«El único objetivo de la misión es la propaganda, para que en su país parezca que se ayuda al pueblo iraquí», dice el viceministro de Salud

BAGDAD / MADRID.- Un avión militar español que viajó a Bagdad para recoger a niños iraquíes heridos en la avalancha ocurrida el pasado 31 de agosto despegó del aeropuerto de esta capital en medio de protestas de las autoridades iraquíes.

El viceministro de Salud, Amar al-Safar, afirmó que la ayuda humanitaria española sólo embarcó a 20 de los 45 niños que esperaban en el aeródromo y rechazó a los que sufrían las heridas más graves.

«Los 20 elegidos sólo tenían heridas menos graves. Ha sido como un secuestro. El único objetivo de la misión es la propaganda, para que en su país parezca que se ayuda al pueblo iraquí», dijo Al-Safar a los periodistas.

«Han esperado aquí, en el aeropuerto, más de tres horas, sin oxígeno, sin primeros auxilios. Di orden de que regresaran a Bagdad si no se los llevaban a todos», agregó a la agencia Efe.

El responsable iraquí también se quejó del tratamiento que los soldados españoles habían dado a los heridos, a los que registraron «sin miramientos» antes de embarcarlos en el Hércules C-130 en el que también viajaba el padre Angel, presidente de Asociación Mensajeros de la Paz. El sacerdote ha intervenido en misiones de esta naturaleza desde que en abril de 2003 cayera el régimen de Sadam Husein.

Ante estos acontecimientos, Al-Safar anunció que pedirá al Ministerio de Asuntos Exteriores de su país que envíe una carta formal de protesta a Madrid.

Fuentes de Defensa señalaron ayer a este periódico que estaba previsto que vinieran a España los 45 niños, pero cuando llegó la médico militar encargada de embarcar a los heridos se encontró con que en el aeropuerto esperaban enfermos crónicos y otras personas que no tenían nada que ver con la estampida del pasado 31 de agosto.

Según esta versión, junto a estas personas había otras cuyo estado de salud era «muy grave», lo que desaconsejaba su traslado a Madrid debido a que no estaban en condiciones de viajar en avión, informa Marisa Cruz. Esa fue la razón de que finalmente embarcaran 26 personas, que estaba previsto llegaran a la base de Torrejón a las 5.00 horas de la madrugada de hoy.

Asimismo, un portavoz del Ministerio de Exteriores aseguró que si los médicos rechazaron a algunos de los que pretendían viajar fue por la propia seguridad de los afectados, aunque reconoció que esta situación provocó situaciones de tensión en el aeropuerto de Bagdad.

Según Defensa, el viceministro de Salud iraquí se dirigió posteriormente al personal diplomático español en la embajada de la capital iraquí, a quien reconoció que la tensión del momento fue la que le condujo a «cierto exceso» en sus palabras.

La avalancha, en la que murieron más de un millar de iraquíes, ocurrió el pasado 31 de agosto en un puente sobre el río Tigris, en Bagdad. Al conocer la tragedia, el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, se puso inmediatamente en contacto con su homólogo iraquí para expresarle sus condolencias y ofrecerle ayuda médica para evacuaciones o tratamientos.

EL PAIS

Lunes, 5 de de septiembre de 2005 

30 HERIDOS EN EL PUENTE DE BAGDAD SERÁN ATENDIDOS EN ESPAÑA 

Madrid - Un avión del Ejército español salió ayer rumbo a Bagdad con la misión de trasladar a España a 30 de los heridos en la estampida humana ocurrida durante una procesión religiosa chií el pasado miércoles en la capital iraquí, en la que murieron cerca de un millar de personas. A su regreso, el avión militar traerá también a un grupo de niños iraquíes con poliomielitis, tutelados por la ONG Mensajeros de la Paz, para que puedan ser tratados en hospitales españoles.

El aterrizaje de dicho avión con el grupo recogido en Bagdad está previsto para hoy a las seis de la mañana en Torrejón de Ardoz (Madrid). Esta misión, que responde al ofrecimiento que el Gobierno hizo tras la catástrofe, fue calificada ayer de "propaganda" por el viceministro de Salud iraquí, Amar al-Safar, quien dijo que el avión dejó en tierra a los niños con heridas más graves, informa Efe

LA RAZON

Lunes, 5 de de septiembre de 2005

IRAQ SE QUEJA DE QUE ESPAÑA SÓLO HA EVACUADO A LA MITAD DE LOS HERIDOS PREVISTOS

Namir Sobhi

Bagdad - Un avión militar español que viajó a Bagdad para recoger niños iraquíes heridos en la avalancha ocurrida el pasado 31 de agosto despegó del aeropuerto de esta capital en medio de protestas de las autoridades iraquíes. El viceministro de Salud, Amar al-Safar, afirmó que la ayuda humanitaria española sólo embarcó a veinte de los 45 niños que esperaban en el aeródromo y rechazó a los que sufrían las heridas más graves.

«Los veinte elegidos solo tenían heridas menos graves. Ha sido como un secuestro. El único objetivo de la misión es la propaganda, para que en su país parezca que se ayuda al pueblo iraquí», dijo Al-Safar a los periodistas. «Han esperado aquí, en el aeropuerto, más de tres horas sin oxígeno, sin primeros auxilios. Di orden de que regresaran a Bagdad si no se los llevaban todos», agregó.

El responsable iraquí también se quejó del tratamiento que los soldados españoles habían dado a los heridos, a los que registraron «sin miramientos» antes de embarcarlos en el Hércules C-130 en el que también viajaba el padre Angel, presidente de Asociación Mensajeros de la Paz. El sacerdote ha estado involucrado en misiones de esta naturaleza desde que en abril de 2003 cayera el régimen de Sadam Husein.

Ante estos acontecimientos, Al-Safar anunció que pediría al Ministerio de Asuntos Exteriores de su país que envíe una carta formal de protesta a Madrid. La avalancha, en la que murieron más de un millar de iraquíes, ocurrió el pasado 31 de agosto en un puente sobre el río Tigris, en Bagdad, durante una de las principales peregrinaciones del calendario chií.

Al conocer la tragedia, el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, se puso inmediatamente en contacto con su homólogo iraquí para expresarle sus condolencias y ofrecerle ayuda médica para evacuaciones o tratamientos. En respuesta a este ofrecimiento y la posterior petición del ministro iraquí, se procedió al envío del Hércules de las fuerzas aéreas españolas. Las fuentes de Exteriores explicaron que el ministro iraquí ha hecho llegar su agradecimiento, a través de la embajada española en Iraq, porque España, junto con Emiratos Árabes Unidos, ha sido el único país que les ha ofrecido ayuda concreta. Efe

EL MUNDO

Lunes, 5 de de septiembre de 2005 

ACLARAR LO QUE PASÓ EN BAGDAD

Editorial

La peripecia del avión militar español que viajó a Bagdad para recoger a niños iraquíes heridos en la avalancha del pasado 31 de agosto para atenderlos en España resulta confusa. El viceministro de Salud iraquí aseguró que el avión sólo embarcó a 20 de los 45 niños que esperaban ser trasladados y que la delegación española rechazó a los que tenían heridas más graves. Es difícil creer que una misión humanitaria, en la que viajaba además el padre Angel -cuya labor con los niños iraquíes está siendo encomiable-, se vaya a comportar como dice el viceministro. Los ministerios de Exteriores y Defensa afirman que fueron los médicos militares los que decidieron qué heridos se trasladaban según criterios de conveniencia terapéutica. Es una explicación plausible, aunque ambos deben demostrarla para que no quede sin respuesta clara tan grave acusación.