El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Más 'Gestos' Batasunos

Por Narrador - 7 de Septiembre, 2005, 21:54, Categoría: Partido Comunista de las Tierras Vascas

Angel Acebes calificó ayer de "muy importante" y de "alegría para los demócratas", la decisión del juez Fernando Grande-Marlaska de imputar a siete miembros de EHAK por su presunta relación con ETA. El magistrado abrió esta investigación el pasado julio con la oposición de la Fiscalía. Para el número dos del PP, la decisión judicial, que recalca lo que "todos sabíamos", dijo "pone de manifiesto la vergüenza del presidente del Gobierno y del fiscal general del Estado" ya que han permitido que "un nuevo rostro de ETA" se presente a unas elecciones y esté en el Parlamento vasco. Este hecho fue criticado por Otegi como un "nuevo paso en la represión estructural". Y advirtió que su formación está "al límite de su paciencia" y "responderá con fuerza a estas agresiones" aunque mantendrá su apuesta por el diálogo por el momento. Pueden comprobar que no hay ningún sólido indicio que vincule al PCTV con Batasuna. Ver para creer.

EL MUNDO

Domingo, 4 de de septiembre de 2005

OTEGI ADVIERTE A GRANDE-MARLASKA DE QUE «HA COLMADO» SU PACIENCIA

R. L.

«Responderemos», dijo ante la citación de siete miembros de PCTV - La Audiencia Nacional imputa también al dirigente de LAB Díez Usabiaga

VITORIA.- El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, sustituto de Baltasar Garzón al frente del Juzgado Central de Instrucción número 5, ha decidido imputar al secretario general del sindicato LAB, Rafa Díez Usabiaga, un delito por presunta pertenencia a ETA. La actuación contra el dirigente abertzale sale a la luz pública un día después de que el juez citara a siete miembros del PCTV por su relación con la banda terrorista, si bien Rafa Díez aparece imputado en el sumario de las herriko tabernas. El portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, reaccionó ayer a la actuación de la Audiencia Nacional contra los miembros de la izquierda abertzale y advirtió de que estas actuaciones «han colmado el límite» de su paciencia.

La citación del dirigente de LAB se enmarca en el sumario 35/02, en el que se investiga la supuesta relación entre la ilegalizada Batasuna y ETA, así como la presunta financiación de la citada banda terrorista a través de las herriko tabernas. La comparecencia de Rafa Díez tendrá lugar el próximo día 12 de septiembre ante el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

Arnaldo Otegi compareció ayer ante los medios de comunicación en San Sebastián acompañado por el dirigente de Batasuna Joseba Permach y los dos responsables de prensa citados por Grande-Marlaska, Joseba Zinkunegi y Juan José Petrikorena, para valorar la actuación contra los miembros de la izquierda abertzale imputados por el juez. Visiblemente molesto, el portavoz de Batasuna advirtió, en tono desafiante, que no permitirá que nadie le haga responsable de ningún tipo de enfrentamiento «popular o armado» que exista en el país. «¿Alguien se cree que la izquierda abertzale puede seguir haciendo un esfuerzo de responsabilidad viendo desfilar permanentemente a sus compañeros por la Audiencia Nacional porque a un señor, heredero de Garzón, se lo parece?», se preguntó.

Otegi calificó la citación de cuatro fundadores y tres responsables de prensa del PCTV como imputados por su presunta relación con ETA como «un paso más en la represión estructural» y lanzó un aviso a navegantes: «Responderemos a todas las agresiones».

El portavoz de la izquierda abertzale no escatimó adjetivos a la hora de arremeter contra la decisión de Grande-Marlaska: «Hace falta tener cara, poca ética política y poca responsabilidad cuando se hacen afirmaciones que intentan ligar y responsabilizar a Batasuna de cuantas cosas suceden en el país, en el ámbito de la confrontación armada o popular». En este contexto, Otegi recordó las actuaciones llevadas a cabo por la Justicia contra Batasuna. «Resulta que un partido que es ilegal, no tiene sedes, no se puede presentar a las elecciones, le roban sus cargos electos, no puede convocar manifestaciones y acaba de recibir nuevas notificaciones, es el responsable de que las cosas no marchen en el país», expuso, para añadir a continuación: «Hace falta poca seriedad para plantear estas cosas».

Cuestionado sobre si la decisión de la Audiencia Nacional hará que Batasuna reconsidere su posición en torno a la mesa de partidos, Otegi aseguró que la formación abertzale «está dispuesta a sentarse en una mesa sin ponerle condiciones a nadie, también en esta situación». No obstante, advirtió de que su grupo «tampoco admitirá condiciones». En su opinión, las formaciones políticas que ponen condiciones al diálogo «no quieren» un proceso para superar el conflicto y «lo único que esconden es su debilidad política y su falta de voluntad». Incluso, fue más allá al afirmar que «no se puede construir un proceso ni generar un clima de confianza si sólo una de las partes mantiene un discurso responsable».

EL PAIS

Domingo, 4 de de septiembre de 2005 

BATASUNA RESPONDERÁ A LA "AGRESIÓN" TRAS LA IMPUTACIÓN DE CARGOS DE EHAK

Genoveva Gastaminza

El sindicato LAB dice que su líder también es acusado por el juez

San Sebastián - El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha citado a declarar al secretario general del sindicato abertzale LAB, Rafael Díez Usabiaga, como imputado por pertenencia a banda armada, según aseguró ayer la central sindical. Este hecho y la imputación de más dirigentes de Batasuna fueron criticados por Otegi como un "nuevo paso en la represión estructural". Y advirtió de que su formación mantiene su apuesta por el diálogo, aunque está "al límite de su paciencia" y "responderá con firmeza" a estas "agresiones".

El sindicato abertzale LAB daba ayer a conocer, a través del diario Gara, que su líder Rafael Díez Usabiaga ha sido citado a declarar el 12 de septiembre, imputado por "pertenencia a banda armada", por el juez Fernando Grande-Marlaska, dentro del sumario 35/02, que se conoce como el de las herriko tabernas, en el que están procesados cerca de medio centenar de miembros y dirigentes de Batasuna.

Díez Usabiaga es ideólogo indiscutible de la izquierda abertzale, líder de la única entidad jurídica que les queda legalizada -el sindicato LAB- y persona de referencia en todos los episodios de diálogo que ha protagonizado el mundo radical. Su citación como imputado no por esperada -conocían desde marzo la investigación sobre LAB- ha dejado de producir gran impacto en el entorno independentista, según se desprende del tono de las reacciones.

La dirección del sindicato anunciaba ayer una comparecencia para mañana lunes y, entretanto, denunciaba que estas "maniobras judiciales" no son una casualidad. Atribuía al presidente José Luis Rodríguez Zapatero la responsabilidad política de este "impulso a la represión y criminalización" contra la izquierda abertzale, y ponía en entredicho la credibilidad y la voluntad del Gobierno en la superación del conflicto, "un proceso que empieza a tambalearse".

Díez Usabiaga estuvo procesado por el juez Baltasar Garzón, pero su expediente, en el que se formulaba una acusación parecida a la actual, fue sobreseído en 1998, cuando el Pacto de Lizarra propició la tregua de ETA y dio pie a las conversaciones exploratorias entre el Gobierno del PP y HB en las que él fue uno de los tres interlocutores abertzales.

La imputación actual a Díez Usabiaga junto a otros miembros de la dirección de LAB se inscribe en la investigación a este sindicato por haber ayudado presuntamente a la ilegalizada Batasuna en su estrategia de organizar una lista electoral blanca, la denominada Aukera Guztiak que resultó finalmente anulada.

El juez Grande-Marlaska, ha abierto además otro procedimiento relativo al Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK, en sus siglas en euskera), en el que ha citado a declarar como imputados por pertenencia y colaboración con ETA a siete personas, entre ellas dos miembros de Batasuna: el responsable de comunicación, Juan José Petrikorena, y Joseba Zinkunegi.

Ambos comparecieron ayer en rueda de prensa junto a Arnaldo Otegi y Joseba Permach. Según el portavoz abertzale, se trata de un nuevo paso en el mantenimiento de la "represión estructural", y aseguró que se le pone difícil a Batasuna mantener la responsabilidad cuando sus dirigentes desfilan por la Audiencia Nacional. Pese a ello, dijo que esta formación "mantiene su apuesta firme por la superación del conflicto", pero añadió que "responderán con firmeza a estas agresiones". Y advirtió de que, en esta situación, Batasuna no va a permitir que se le haga responsable de ningún "enfrentamiento popular o armado".

Francisco José Alcaraz, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) que presentó la querella contra EHAK, se mostró ayer satisfecho por estas citaciones y dijo que "hay argumentos suficientes" para sostener que este partido "es sustituto de la ilegalizada Batasuna". Mientras, la presidenta del Parlamento vasco, la peneuvista Izaskun Bilbao, aseguraba que la decisión de Grande-Marlaska "no ayuda demasiado" a un proceso de paz.

Entretanto, ETA ha enviado una nueva remesa de cartas de extorsión, incluso a pequeños comercios. La patronal Confebask ha llamado a mantener la actitud de "no ceder".

ABC

Domingo, 4 de de septiembre de 2005 

ACEBES DICE QUE LA DECISIÓN DEL JUEZ SOBRE EHAK «AVERGÜENZA» A ZAPATERO Y PUMPIDO

A. Caparrós

La presidenta del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao, del PNV, sale al paso y afirma que llamar a declarar a miembros de dicha formación «no ayuda al proceso de paz»

VALENCIA. El secretario general del PP, Ángel Acebes, calificó ayer de «muy importante» y de «alegría para los demócratas» la decisión del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska de imputar a siete miembros de EHAK por su presunta relación con ETA. El magistrado abrió esta investigación el pasado julio con la oposición de la Fiscalía.

Para el número dos del PP, la decisión judicial, que recalca lo que «todos sabíamos», dijo, «pone de manifiesto la vergüenza del presidente del Gobierno y del fiscal general del Estado», ya que José Luis Rodríguez Zapatero y Cándido Conde-Pumpido «han permitido que un nuevo rostro de Batasuna, de ETA, se presente a unas elecciones y esté en el Parlamento vasco, donde es decisivo, por su inactividad y por el incumplimiento de la ley de Partidos».

Reiteradas denuncias

El dirigente popular hizo hincapié en la «actitud irresponsable y culpable» de los jefes del Ejecutivo y la Fiscalía por haber consentido que EHAK pudiera presentarse a las pasadas elecciones vascas, pese a las reiteradas denuncias del propio PP y las asociaciones de víctimas y los foros cívicos.

Acebes, quien participó ayer junto a Ana Pastor y el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, en un acto sobre inmigración en la capital del Turia, celebró que «al menos, se esté poniendo de manifiesto que el Estado de Derecho es capaz de demostrar que quienes son terroristas, quienes están en la lista de organizaciones terroristas de la UE y nuestros tribunales han dicho que son una banda terrorista, tienen que responder ante la Justicia».

Sin embargo, lamentó que ahora sea la Audiencia Nacional la que «intente poner remedio, en la medida de las posibilidades», cuando en realidad «quien había podido impedir que estuviesen en el Parlamento a tiempo fueron quienes no lo hicieron», en referencia a Zapatero y Conde-Pumpido.

La decisión del magistrado Grande-Marlaska de citar como imputados a los responsables de EHAK -hay que recordar que a tres de ellos les atribuye indiciariamente un delito de integración en ETA- no ha caído bien en el entorno abertzale, pero tampoco en el seno del Gobierno vasco. El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, aseguraba ayer que esta formación «no va a permitir que nadie le haga responsable de ningún tipo de enfrentamiento popular o armado que exista en el país», mientras que la presidenta de la Cámara de Vitoria, Izaskun Bilbao, consideró que la decisión del juez «no ayuda demasiado» a conseguir un proceso de paz y animó a tener «valentía política suficiente para abordar el proceso de paz y de normalización». El Gobierno, entre tanto, no sabe, no contesta.

LA RAZON

Domingo, 4 de de septiembre de 2005 

OTEGI AMENAZA CON «RESPUESTAS» ANTE LAS IMPUTACIONES AL PCTV

J. Arias Borque

Asegura que Batasuna, tras la decisión del juez, «ha colmado el límite de su paciencia»

Vitoria - El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, volvió a aprovecharse ayer de la permisividad que demuestra día a día el Gobierno vasco a la hora de cumplir la sentencia del Tribunal Constitucional que ilegalizada a la formación proetarra y se permitió amenazar a propios y extraños en la rueda de prensa que celebró. Sus palabras eran evidentes: «Batasuna ha colmado el límite de su paciencia y no permitirá que nadie le haga responsable de ningún tipo de enfrentamiento popular o armado que exista en el país. ¿Alguien se cree que la izquierda abertzale puede seguir haciendo un esfuerzo de responsabilidad viendo desfilar permanentemente a sus compañeros por la Audiencia Nacional porque a un señor, heredero de Garzón, se lo parece?».

La cara visible del brazo político de ETA se mostró ayer muy duro en lo que se refiere al proceso que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha iniciado contra el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) ante la posibilidad de que sea la sucesora directa de HB-Batasuna. Un proceso que se inició ante la pasividad del Ejecutivo central tras una denuncia presentada por la AVT y que además de llevar esta semana hasta la Audiencia Nacional a los principales cabecillas del PCTV, también hará que dos dirigentes de la ilegalizada Batasuna, Juan José Petrikorena y Joseba Zinkunegi, tengan que pasar por los juzgados por su presunta colaboración con ETA.

Así, Otegi criticó que el magistrado Grande-Marlaska cite como imputados por su presunta relación con ETA a cuatro fundadores y tres responsables de prensa del PCTV, y lo consideró «un paso más en la represión estructural». Por ello, advirtió de que «responderán a todas las agresiones». «Hace falta tener cara, poca ética política y poca responsabilidad cuando se hacen afirmaciones que intentan ligar y responsabilizar a Batasuna de cuantas cosas suceden en el país, en el ámbito de la confrontación armada o popular».

Es destacable que el PCTV cuanto actualmente con varios dirigentes y miembros de la ilegalizada Batasuna en labores de asesoramientos. Así, además de heredar al jefe de prensa de los ilegalizados, el ex parlamentarios Raquel Peña y Joseba Álvarez (presidente de Batasuna) han sido contratados como asesores del grupo parlamentario en la Cámara vasca. A esto se une que la abogada defensora en la causa abierta por Grande-Marlaska será la ex parlamentaria Jone Goirizelaia.

Apoyo nacionalista. Otegi no fue el único que censuró ayer la imputación de los dirigentes del PCTV por su presunta pertenencia a ETA. Y es que los principales partidos nacionalistas mostraron su desacuerdo de forma contundente con la causa abierta. La secretaria de Comunicación de EA, Onintza Lasa, aseguró que la decisión del magistrado «recuerda mucho a las épocas del PP» y consideró que esta actuación «no hace ningún favor para la solución del conflicto».

Destacó la existencia de una «inercia política de la época de Aznar, que sigue instalada», así como una «intromisión del ámbito político en la Audiencia Nacional, que se trata de un tribunal excepcional difícilmente compatible con la democracia». En parecidos términos se expresó también el coordinador de Aralar, Patxi Zabaleta, quien indicó que judicializar las «disputas políticas» no beneficia más que «a la extrema derecha representada por el PP y organismos como la AVT».

Pero, además, desde el propio Parlamento Vasco se criticó la decisión del magistrado. Su presidenta, Izaskun Bilbao, cree que el juez «no ayuda demasiado» a un supuesto proceso de paz, aunque, a la vez, expresó su confianza en que «ése no sea un capítulo que enturbie este proceso». «En cualquier caso, tenemos que tener valentía política suficiente para abordar el proceso de paz y normalización con ilusión y contundencia porque es una demanda de la sociedad», añadió.

La presidenta de la Cámara vasca señaló también que «los vascos estamos demasiado cansados de llevar sobre nuestros hombros y en el alma y en el corazón un nivel de sufrimiento que no tiene ninguna otra sociedad, que no tiene ninguna otra comunidad autónoma». Esa necesidad, aseguró, «nos obliga a ser valientes en nuestros procesos».

LA RAZON

Domingo, 4 de de septiembre de 2005 

TRES EX DIPUTADOS DE BATASUNA ASESORAN A SUS SUCESORES EN EL PARLAMENTO VASCO

R. N.

Madrid- El Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) tiene ya contratados a tres ex diputados de la ilegalizada Batasuna como asesores en el Parlamento y para llevar la defensa de la ormación en la querella que por colaboración con ETA presentó la AVT y que fue admitida a trámite por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska. Fuentes de la Cámara vasca dijeron a Servimedia que la labor de asesoramiento al PCTV que en septiembre empezará a realizar en esta institución Joseba Alvarez, ex dirigente de Batasuna, se suma a la que ya vienen realizando para este partido Raquel Peña y Jone Goiricelaia, también ex diputados de la ilegalizada formación de Arnaldo Otegi.

Raquel Peña fue designada como asesora del grupo parlamentario del PCTV poco después de constituirse la Cámara autonómica tras las elecciones del 17 de abril. A su vez, Goiricelaia se hizo cargo de la defensa del PCTV después de que el juez admitiese a trámite la querella que presentó la AVT. Las fuentes del Parlamento vasco consultadas aseguraron que el Reglamento de la institución no establece ningún límite al trabajo de los asesores de los grupos, por lo que éstos podrán desde ordenar el trabajo de los diputados hasta elaborar los discursos de los mismos. El nombramiento de los asesores es potestad de los partidos, que sólo tienen obligación de notificar a la Mesa de la Cámara esta decisión.

DEIA

Domingo, 4 de de septiembre de 2005

BATASUNA DICE QUE «HA COLMADO EL LÍMITE DE SU PACIENCIA» Y QUE RESPONDERÁ «A TODAS LAS AGRESIONES» 

E. P.

Otegi advirtió de que no permitirán que se les haga responsables del conflicto 

El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, advirtió ayer de que Batasuna «ha colmado el límite de su paciencia» y que no «permitirá que nadie le haga responsable de ningún tipo de enfrentamiento popular o armado que exista en el país». «¿Alguien se cree que la izquierda abertzale puede seguir haciendo un esfuerzo de responsabilidad viendo desfilar permanentemente a sus compañeros por la Audiencia Nacional porque a un señor, heredero de Garzón, se lo parece?», se preguntó. Otegi criticó que el magistrado Fernando Grande-Marlaska cite como imputados por su presunta relación con ETA a cuatro fundadores y tres responsables de prensa de EHAK y lo consideró «un paso más en la represión estructural». En este sentido, advirtió de que «responderán a todas las agresiones».

En una rueda de prensa en la que compareció junto al también dirigente de Batasuna Joseba Permach y dos de los responsables de prensa citados por Grande-Marlaska Joseba Zinkunegi y Juan José Petrikorena, Otegi denunció que «hace falta tener cara, poca ética política y poca responsabilidad cuando se hacen afirmaciones que intentan ligar y responsabilizar a Batasuna de cuantas cosas suceden en el país, en el ámbito de la confrontación armada o popular».

«Resulta que un partido que es ilegal, no tiene sedes, no se puede presentar a las elecciones, le roban sus cargos electos, no puede convocar manifestaciones y acaba de recibir nuevas notificaciones, es el responsable de que las cosas no marchen en el país», dijo, para añadir que «hace falta poca seriedad para plantear estas cosas». Advirtió de que «no permitirán y no entrarán más en ese debate». «Se acabó», sentenció.

El portavoz de Batasuna se dirigió a los gobiernos español y francés y al PSOE a quienes dijo que «existe una oportunidad en el país que debe ser aprovechada». Sin embargo, les advirtió de que «no se puede construir un proceso, ni generar un clima de confianza, si sólo una de las partes mantiene un discurso responsable».

EL MUNDO

Domingo, 4 de de septiembre de 2005 

INTOLERABLES AMENAZAS DE OTEGI

Editorial

El portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, afirmó ayer que su formación «ha colmado el límite de su paciencia» y que responderá a «todas las agresiones». Viniendo del responsable de una organización que no condena el terrorismo y de un procesado por pertenencia a ETA, sus palabras son una amenaza intolerable. Otegi respondía así a la decisión del magistrado de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, de llamar a declarar por pertenencia o colaboración con banda armada a siete responsables del PCTV. Batasuna insiste en su desprecio por las leyes y las decisiones judiciales. En lugar de someterse al Derecho, Batusuna crispa la convivencia, ampara la violencia y, en su delirio totalitario, llega a definirse, como hizo ayer Otegi, como una organización que practica «la responsabilidad y el autocontrol». ¿Es posible una burla más siniestra?

ABC

Domingo, 4 de de septiembre de 2005 

ETA ADMINISTRA EL TERROR

Editorial

De repente Batasuna/ETA «paró» y entró en un letargo veraniego sujeto a distintas interpretaciones. Mientras sectores del PNV consideran que es un movimiento táctico para facilitar la denominada mesa de partidos en la que se propone imponer, a través de Batasuna, la autodeterminación del País Vasco, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad prefieren mostrarse cautos a la hora de valorar el comportamiento de la banda terrorista. Cuando ETA mueve sus terminales, ordena bajar la intensidad del terrorismo callejero y renuncia a la tradicional campaña de verano nunca es por casualidad, sino por todo lo contrario. ETA otea el horizonte y permanece quieta, aguardando una eventual respuesta o un nuevo escenario en el que adquirir ese protagonismo político que algunos dirigentes batasunos vienen reclamando desde hace meses. El repliegue etarra, en suma, es una forma más de administrar la práctica del terror en función de sus particulares intereses. Que nadie se engañe.