El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Múltiples Miembros del PCTV Imputados por Integración en Banda Armada

Por Narrador - 5 de Septiembre, 2005, 4:19, Categoría: Partido Comunista de las Tierras Vascas

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha citado para el próximo 7 de septiembre, para tomarles declaración, a tres responsables de comunicación relacionados con el Partido Comunista de las Tierras Vascas (EJAK), a quienes imputa un delito de integración en ETA. Un día después ha citado a otros cuatro miembros fundacionales de este partido, que serán interrogados por un posible delito de colaboración con banda armada. Las citaciones se incardinan en la tramitación de la querella presentada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra los miembros de la dirección de EHAK. Tras conocerse la decisión, la AVT y el Foro de Ermua pidieron al Gobierno que inste al fiscal general del estado para que promueva un recurso de ilegalización de EHAK. Por el contrario, desde Batasuna se calificó de "auténtico disparate" la decisión del juez. EHAK emitió un comunicado en el que considera "muy grave" la decisión del juez de la Audiencia Nacional, ya que, en opinión de esta formación, se "pretende condicionar la vida política" y la actividad del partido. Por el momento lo dejamos aquí sin lanzar el dedo de la responsabilidad hacia nadie. Eso sí, les apunto que EL PAIS no destacado demasiado la noticia muy al contrario la lleva en páginas muy interiores.

EL MUNDO

Sábado, 3 de septiembre de 2005

 

EL JUEZ CITA POR TERRORISMO A CUATRO FUNDADORES Y A TRES RESPONSABLES DE PRENSA DEL PCTV

Manuel Marraco

Declararán ante Grande-Marlaska por los delitos de pertenencia o colaboración con ETA - Uno de los imputados es el jefe de Comunicación de Batasuna y miembro de su Mesa Nacional

MADRID.- Cuatro fundadores del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) y tres responsables de Comunicación de la formación abertzale deberán prestar declaración la semana que viene en la Audiencia Nacional por su presunta relación con ETA.

Así se lo comunicó ayer el magistrado Fernando Grande-Marlaska, que el pasado 12 de julio admitió a trámite -frente al criterio de la Fiscalía- la querella presentada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra el PCTV, al que consideraba sucesor de la ilegalizada Batasuna.

La querella estaba dirigida «contra los miembros fundacionales del PCTV y contra aquellos otros que compusieran la Junta Directiva».En concreto, el escrito citaba expresamente a quienes lo eran en el momento de su fundación -julio de 2002- y que son quienes comparecerán ante Grande-Marlaska el próximo jueves. Se trata de Juan Carlos Ramos Sánchez, Aritz Blázquez, Javier Ramos y Juan Manuel Rodríguez. El juez les imputa un delito de colaboración con organización terrorista, «consecuencia de haber facilitado sus listas electorales a Batasuna en las últimas elecciones, asumiendo el programa electoral de la anterior», según el escrito de la AVT.

A los cuatro nombres aportados por la asociación, el juez ha sumado otros tres, a quienes además imputa un delito más grave: pertenencia a la organización terrorista. Entre ellos se encuentra el máximo responsable de comunicación de Batasuna y miembro de su Mesa Nacional, Juan José Petrikorena. Los otros dos son Peio Gálvez y Joseba Zinkunegi, que también han desempeñado labores de prensa en Batasuna antes de formar parte del equipo de Comunicación del PCTV. Los tres están citados el miércoles ante el juez.

Zinkunegi, segundo de Petrikorena en Batasuna, ejerció igualmente de jefe de prensa de la plataforma ilegalizada AuB. Además, tras la rueda de prensa en la que el PCTV anunció que ofrecía su candidatura a los votantes de Batasuna, Zinkunegi se presentó como su jefe de prensa de la nueva formación, tarea en la que le sucedió el también procesado Peio Gálvez.

La colaboración con una banda terrorista está penada con entre cinco y 10 años de prisión, mientras que la pertenencia oscila entre los seis y los 12 años (entre ocho y 14 si se trata de dirigentes).

El hecho de tener un servicio de prensa común es uno de los elementos incluidos en el informe 3/2005 del Servicio de Información de la Guardia Civil, que ha sido la base para abrir el sumario contra el PCTV. En él se incluyen referencias a los encuentros entre los dirigentes de ambas formaciones o ayuda en la distribución de propaganda electoral, etcétera.

La toma de declaración de los siete imputados es una de las diversas diligencias ordenadas por el juez en el auto en el que admitió a trámite la querella. También solicitó a las Fuerzas de Seguridad que le remitan todas las investigaciones «de las que se pueda inferir, en su caso, que el PCTV ha venido a soslayar la ilegalización de Batasuna, sirviendo al fin que ETA había asignado al frente político institucional».

Si de las investigaciones se derivara responsabilidad penal de alguno de los nueve parlamentarios de la formación, el juez debería remitir esa parte de las investigaciones al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, competente para investigar y en su caso juzgar a los aforados autonómicos.

Batasuna -a través de su servicio de prensa, dirigido por Petrikorena- reaccionó ayer con un comunicado a la decisión de Grande-Marlaska, según informa Efe. «No toleramos la persecución que se articula contra decenas de cientos de hombres y mujeres, contra plataformas y partidos políticos ilegalizados, por el simple hecho de defender el derecho de autodeterminación», señala Batasuna. Por su parte, el PCTV enmarcó la decisión en una estrategia «jurídico-política» y acusó a la Audiencia Nacional de pretender «condicionar la vida política».

EL PAIS

Sábado, 3 de septiembre de 2005

CITADOS COMO IMPUTADOS SIETE DIRIGENTES DE EHAK

José Yoldi

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha citado a declarar a siete dirigentes del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK, en sus siglas en euskera) en calidad de imputados en un delito de pertenencia o colaboración con banda terrorista.

Las citaciones se han producido después de que el magistrado admitiera a trámite en julio pasado una querella presentada en mayo por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra los integrantes de la dirección del Partido Comunista de las Tierras Vascas en el momento de su fundación y en la actualidad. La AVT entiende que los dirigentes de EHAK han colaborado o forman parte de ETA por "haber facilitado sus listas electorales a Batasuna en las últimas elecciones al Parlamento autonómico del País Vasco de fecha 17 de abril de 2005, asumiendo el programa electoral de la anterior", según la querella.

El fiscal Jesús Alonso, de acuerdo con el criterio de la Fiscalía General del Estado, se opuso en su momento a la admisión de la querella por entender que EHAK no había puesto su organización política a disposición de la banda terrorista ETA, como sostiene la AVT. Alonso defendió la libertad ideológica y precisó que el hecho de que ciudadanos en plenitud de sus derechos civiles hubieran votado a EHAK, aunque antes hubieran sido votantes de Batasuna, no podía constituir delito alguno.

Sin embargo, el juez Grande-Marlaska, en contra de ese criterio, admitió a trámite la querella, por entender que "el delito de colaboración con banda terrorista incluye aquellas acciones que, realizadas voluntariamente con este fin, facilitan cualquiera de las actividades de la organización criminal, y no solamente las acciones armadas".

El juez considera que EHAK, "con su comportamiento electoral", puede venir "a favorecer las pretensiones de la organización terrorista ETA, manifestadas por la misma, de instrumentalizar las instituciones democráticas en beneficio de sus fines ilícitos".

Para el próximo día 7, el magistrado ha convocado al equipo de comunicación de la formación política: Juan José Petrikorena, Peio Gálvez y Joseba Zinkunegi. El día 8 comparecerán los fundadores de EHAK no aforados Juan Carlos y Javier Ramos Sánchez, Aritz Blázquez Díez y Juan Manuel Rodríguez Hernández.

EHAK calificó ayer de "muy grave" la decisión del juez, ya que, en su opinión, "pretende condicionar la vida política" y la actividad de su partido, informa Efe.

ABC

Sábado, 3 de septiembre de 2005

EL JUEZ IMPUTA A SIETE RESPONSABLES DE EHAK, A TRES DE ELLOS POR INTEGRAR ETA

N. Villanueva

Tres de los llamados a declarar trabajan en el área de comunicación de este partido, y el juez les imputa indiciariamente un delito de integración en banda armada

MADRID. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha citado a declarar a siete responsables del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV-EHAK) por su relación con ETA. Tres de ellos, del área de comunicación de este partido, están imputados indiciariamente por un delito de integración en organización terrorista, mientras que los otros cuatro, miembros fundadores de esta formación, lo están por colaboración con banda armada.

Estas citaciones constituyen el primer paso que da el magistrado después de haber admitido a trámite, el pasado 12 de julio, la querella interpuesta por la Asociación Víctimas del Terrorismo contra los responsables de EHAK, considerada por la AVT sucesora de la ilegalizada Batasuna. Grande-Marlaska decidió abrir esta investigación en contra del criterio de la Fiscalía General del Estado, que, con los mismos indicios que validó el juez, no consideró acreditado que HB-EH-Batasuna fuera «la creadora» de EHAK ni que ETA estuviera detrás de este partido.

El próximo día 7 declararán los responsables de comunicación de la formación abertzale: su jefe de prensa, Juan José Petrikorena -quien desempeñó el mismo cargo con la ilegalizada Batasuna-, Peio Gálvez y Joseba Cincuneti. Al día siguiente, el jueves, comparecerán ante el juez los fundadores de EHAK Juan Carlos Ramos, Aritz Blázquez, Javier Ramos y Juan Manuel Rodríguez.

«Instrumentalizar las instituciones»

En el auto de admisión de la querella de la AVT, Grande-Marlaska aseguraba que el comportamiento electoral de EHAK «ha podido favorecer las pretensiones de la organización terrorista de instrumentalizar las instituciones democráticas en beneficio de sus fines ilícitos». Es más, el juez añadía que no consta que este partido «tuviera un programa previo que no fuera otro que el de sustituir a la ilegalizada Batasuna», una de las conclusiones de un informe de la Guardia Civil cuyo contenido, a diferencia de la Fiscalía, sí ha asumido el juez Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

Además, el instructor recordaba al fiscal Jesús Alonso que lo que está sancionando no es la adhesión ideológica ni la prosecución de determinados objetivos políticos, «sino el poner a disposición de la banda determinadas aportaciones, conociendo que los medios y métodos empleados por la organización consisten en hacer uso de la violencia».

La AVT pide la ilegalización

Mientras EHAK enmarcaba ayer la decisión del magistrado en una estrategia «jurídico-política», la AVT -de quien partió la querella contra esta formación- instaba al Gobierno a solicitar la ilegalización de EHAK, pues las imputaciones del juez «evidencian», a su juicio, que hay indicios de que este partido, con nueve escaños en el Parlamento vasco, sustituye a la ilegalizada Batasuna.

LA RAZON

Sábado, 3 de septiembre de 2005

EL JUEZ GRANDE-MARLASKA IMPUTA A SIETE RESPONSABLES DEL PCTV

Declararán la próxima semana por pertenencia o colaboración con ETA

F. Velasco

Madrid. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska interrogará la próxima semana a siete miembros del PCTV como imputados, tres de ellos por integración en banda armada y los otros por colaboración. Así, el próximo miércoles, día 7, comparecerán ante el magistrado los tres miembros del equipo de comunicación del EHAK-PCTV –Juan José Petrikorena (ex responsable de comunicación de Batasuna), Peio Gálvez y Joseba Zinkunegi– quienes acudirán bajo la imputación de un delito de integración en banda armada. Al día siguiente, el jueves 8 de septiembre, Grande-Marlaska interrogará a los cuatro promotores de este partido –Juan Carlos Ramos Sánchez, Aritz Blázquez Díez, Javier Ramos Sánchez y Juan Manuel Rodríguez Hernández– a los que, informa Efe, imputa un delito de colaboración con organización terrorista.

Una vez conocida esta decisión, tanto la AVT como el Foro de Ermua exigieron al Gobierno que inste en el plazo más breve posible a la Fiscalía General del Estado para que promueva ante el Tribunal Supremo un recurso de ilegalización contra el PCTV.

Por su parte, el PCTV calificó de «muy grave» y «un motivo más para pelear por la paz y la democracia» la decisión judicial, al tiempo que la enmarcó en una estrategia «jurídico política» y acusó a la Audiencia Nacional de pretender «condicionar la vida política».

La decisión del magistrado se produce después de que el pasado 12 de julio admitiese a trámite la querella que interpuso la Asociación de Víctimas del Terrorismo contra el PCTV por haber supuestamente facilitado sus listas electorales a la ilegalizada Batasuna en las pasadas elecciones vascas. En esa resolución, el juez señalaba que el PCTV, con su comportamiento electoral en los últimos comicios vascos, pudo «favorecer las pretensiones de la organización terrorista ETA de instrumentalizar las instituciones democráticas en beneficio de sus fines ilícitos », así como dar una «cobertura aparente » a la «voluntad inequívoca de ETA » de esquivar la ilegalización de Batasuna.

En primer lugar, aludía al contenido de dos «zutabes » de ETA, así como una entrevista en el diario «Berria », el 4 de abril de 2005, de los que se desprendía la pretensión de la banda terrorista de «superar el ciclo electoral de ilegalización de Batasuna, donde se concluía la estrategia de articular la doble lista.

Además, nada más ilegalizarse de forma definitiva Aukera Guztiak, «aparece el PCTV, cuya presencia había pasado inadvertida, siendo intervenida directamente por personas relacionadas con Batasuna». Así, el PCTV «decide, inmediatamente, ser la voz » del partido ilegalizado por su supuesta vinculación con ETA. En ese momento, el jefe de prensa de Batasuna, Joseba Zinkunegi, pasa a ejercer esa misma función en la campaña electoral del PCTV.

Captación e información de ETA. Por otro lado, el mismo magistrado procesó ayer a 38 miembros de los aparatos de captación e información de ETA por integración o colaboración con banda armada.

EL CORREO

Sábado, 3 de septiembre de 2005

LA AUDIENCIA IMPUTA A SIETE DIRIGENTES DE EHAK ESTAR INTEGRADOS EN ETA

M. Sáiz-Pardo

El juez Grande-Marlaska tomará declaración a los imputados la próxima semana, pero descarta la suspensión del partido

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha decidido procesar a siete dirigentes de EHAK por integración o colaboración con ETA, tras aceptar en julio una querella presentada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) a pesar de la rotunda oposición de la Fiscalía. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 ha citado a declarar la próxima semana a destacados militantes de la formación abertzale.

El miércoles 7 interrogará a los tres miembros del servicio de prensa Juan José Petrikorena, Peio Gálvez y Joseba Zinkunegi, acusados de pertenencia a grupo terrorista; mientras que al día siguiente les tocará el turno a cuatro de los fundadores del partido, los hermanos Javier y Juan Carlos Ramos Sánchez, Aritz Blázquez y Juan Manuel Rodríguez Fernández, acusados de colaboración con banda armada.

Estos interrogatorios se producen después de que el pasado 12 de julio Grande-Marlaska abriera una investigación penal para comprobar si EHAK selló una colaboración con ETA para cubrir el hueco de la ilegalizada Batasuna en el Parlamento vasco y se presentara en su lugar a los comicios del 17 de abril, donde logró nueve parlamentarios.

El magistrado admitía así a trámite una querella de la AVT, en la que el colectivo acusaba de colaboración con banda armada a cinco dirigentes del EHAK, ninguno de los cuales es miembro del grupo parlamentario en Vitoria.

Ya el pasado julio, el instructor adelantó que, en su opinión, hay elementos que obligan a investigar si este partido puso sus listas electorales al servicio de la banda y asumió su proyecto político para burlar los efectos de la ilegalización de Batasuna. Cumpliría así con el objetivo de la banda de «instrumentalizar las instituciones democráticas en beneficio de sus fines ilícitos».

«Cobertura aparente»

Grande-Marlaska señalaba hace casi dos meses que «el PCTV da cobertura aparente a la voluntad inequívoca de ETA» y que «ha podido favorecer las pretensiones de la banda» de disponer de un 'frente' institucional y político. El partido bajo sospecha, sostenía el juez, es «esencial» en la estrategia de ETA y sin la irrupción de EHAK en las instituciones vascas la estrategia etarra hubiese quedado reducida a cero tras las pasadas elecciones. Pese a la imputación de los siete dirigentes, el magistrado mantiene su decisión de no suspender de forma cautelar las actividades de EHAK, en contra de lo que le solicitaba la AVT.

Según el juez, para adoptar esa decisión, que afecta al derecho fundamental a la representación política, no basta que «los hechos imputados devengan penalmente relevantes», sino que es exigible «la existencia de un patrimonio incriminatorio serio e importante, acreditado en grado de seria probabilidad». No obstante, el magistrado ya avisó en julio de que esta denegación de la suspensión se hace «sin perjuicio de lo que pueda concluirse en el desarrollo de la instrucción».

La decisión de Grande-Marlaska fue contestada horas más tarde por EHAK, que la valoró como «un motivo más para pelear por la paz y la democracia». En un comunicado, calificó la iniciativa del juez de «muy grave» y aseguró que la Audiencia Nacional pretende «condicionar la vida política».

En la misma línea, Batasuna acusó a Grande-Marlaska de tener la «voluntad de seguir condicionando la vida política vasca» y calificó el proceso de «disparate» y una muestra del «todo vale en la lucha judicial contra el pueblo vasco».

DEIA

Sábado, 3 de septiembre de 2005

GRANDE MARLASKA IMPUTA POR PERTENENCIA A ETA A SIETE MIEMBROS DE EHAK Y A RAFA DÍEZ

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska interrogará la próxima semana a siete miembros del PCTV como imputados, tres de ellos por integración en banda armada y los otros por colaboración. Asimismo, Marlaska actúa contra el secretario general de LAB, Rafa Díez, al que en otro auto le imputa «pertenencia a ETA». Rafa Díez había denunciado escuchas ilegales contra su persona. En concreto, reveló que su teléfono estaba intervenido. Díez declarará el día 12 de este mes en el marco del sumario 35/02.

Los interrogatorios se hacen en el marco de las investigaciones a EHAK por haber presuntamente puesto su organización política a disposición de la organización armada ETA.

Según informaron fuentes jurídicas, el juez ha citado para el próximo miércoles, día 7, a los tres miembros del equipo de comunicación del EHAK-PCTV -Juan José Petrikorena (ex responsable de comunicación de Batasuna), Peio Gálvez y Joseba Zinkunegi- para tomarles declaración bajo la imputación de un delito de integración en banda armada. Al día siguiente, el jueves 8 de septiembre, Grande-Marlaska interrogará a los cuatro promotores de este partido -Juan Carlos Ramos Sánchez, Aritz Blázquez Díez, Javier Ramos Sánchez y Juan Manuel Rodríguez Hernández- a los que imputa un delito de colaboración con organización terrorista.

Dado que la Audiencia Nacional carece de competencias para investigar a aforados, ninguno de los miembros de EHAK que han sido citados a declarar ejercen como diputados de ese partido, que cuenta con nueve escaños en el Parlamento vasco.

El pasado 12 de julio, Grande-Marlaska acordó investigar a EHAK por un supuesto delito de colaboración con organización terrorista, al admitir a trámite, en contra del criterio de la Fiscalía, la querella que la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) interpuso contra varios miembros de ese partido por haber supuestamente facilitado sus listas electorales a la ilegalizada Batasuna en las pasadas elecciones vascas.

En aquella resolución, el juez estimaba que EHAK pudo favorecer «las pretensiones de ETA de instrumentalizar las instituciones democráticas en beneficio de sus fines ilícitos», señalaba Grande-Marlaska. No obstante, rechazó dictar la suspensión de actividades del partido, solicitada por la AVT, por considerar que esa medida cautelar, «devendría aventurada y precipitada», aunque advertía que podría acordarla en el futuro. 

GARA

Sábado, 3 de septiembre de 2005

GRANDE-MARLASKA ACTÚA CONTRA EHAK Y EL SECRETARIO GENERAL DE LAB

El juez Fernando Grande-Marlaska ha dictado sendos autos en los que imputa presunta «pertenencia a ETA» al secretario general de LAB, Rafa Díez, y a tres ciudadanos ­entre ellos el mahaikide Juan Joxe Petrikorena­ a los que relaciona con EHAK. Otras cuatro personas, a las que presenta como «miembros fundadores» de la formación política, les imputa «colaboración» con la organización armada. Tras conocer esa «grave decisión», EHAK comentó que la situación creada es «un motivo más para pelear por la democracia y la paz»

Siete personas han sido citadas a declarar la próxima semana por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska en relación a la querella persentada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra EHAK. La denuncia trata de que esta formación, que obtuvo nueve escaños en los pasados comicios autonómicos, sea declarada ilegal por «prestar auxilio» a ETA.

El miércoles han sido llamados a declarar Peio Gálvez ­responsable de prensa de este partido­, el mahaikide de Batasuna JuanJoxe Petrikorena y Joseba Zinkunegi. Se les acusa de «un delito de integración en banda armada».

El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional ha llamado para el día siguiente a Juan Carlos Ramos, Aritz Blázquez, Javier Ramos y JuanManuel Rodríguez, a quienes señala como «miembros fundacionales» de EHAK. Les imputa un «delito de colaboración con banda armada» por «haber facilitado sus listas electorales a Batasuna (...), asumiendo su programa electoral».

El fiscal, en contra

El origen de esta actuación está en una denuncia presentada en mayo por la AVT y que fue admitida a trámite por Grande-Marlaska el pasado 12 de julio. Esta decisión se produjo pese a la oposición del fiscal Jesús Alonso, quien en su informe consideró que «en su corta andadura» EHAK «no ha cometido delito alguno».

La AVT sostenía en su demanda que EHAK «ha procedido ha asumir los postulados de Batasuna, así como los de la propia ETA, en el sentido de que la izquierda abertzale debía estar ampliamente representada» en la Cámara de Gasteiz.

En su auto, el magistrado español afirmaba que «el delito de colaboración con banda armada no se limita a los supuestos exclusivos de colaboración con las actividades armadas», sino que también cabía integrar en este tipo penal «los supuestos de colaboración genérica que favorecen el conjunto de las actividades o la consecución de los fines de la organización».

Sin embargo, afirma que «lo que aquí se sanciona no es la adhesión ideológica» y que «en un Estado Social y Democrático de Derecho, como el nuestro, existen cauces pacíficos y democráticos para la prosecución de cualquier finalidad política».

Entre los argumentos expuestos para la admisión de la querella, el juez hacía referencia a un informe de la Guardia Civil que señala que el 30 de marzo, un día antes de que se decretara la ilegalización de Aukera Guztiak, «se conjuga una reunión entre destacados dirigentes de la ilegalizada Batasuna y miembros de EHAK».

Agrega que «nada más ser ilegalizada» la plataforma que reclamaba el respeto de todos los derechos civiles y políticos, «aparece el PCTV, cuya presencia había pasado inadvertida, siendo intervenida directamente por personas relacionadas con Batasuna», y señala que EHAK «decide ser la "voz"» de la formación abertzale.

No a la suspensión

Asimismo, apunta que «no puede obviarse» la «relación de EHAK con el originario EHK» que, a su parecer, «nace como consecuencia del proyecto de reestructuración de Batasuna exigido por ETA».

Sobre estos argumentos, concluye que EHAK, «con su comportamiento electoral, ha podido venir a favorecer las pretensiones» de ETA de «instrumentalizar las instituciones democráticas en beneficio de sus fines ilícitos».

La AVT había solicitado asimismo la «suspensión de actividades» de EHAK. Esta medida fue rechazada por Grande-Marlaska, al considerarla «aventurada y precipitada».

GARA

Sábado, 3 de septiembre de 2005

EL PP SE FELICITA Y EXIGE QUE SE DEN PASOS HACIA LA ILEGALIZACIÓN

El secretario de Libertades Públicas del PP, Ignacio Astarloa, se mostró satisfecho por la actuación de Grande-Marlaska contra EHAK porque «por fin se esté actuando decididamente por la Justicia en contra de este fraude clamoroso a la ley que es el nuevo rostro de ETA-Batasuna». A su vez, instó «muy urgentemente» al fiscal general del Estado español y al Gobierno de Madrid a que «hagan lo que tenían que haber hecho hace cinco meses, que es llevar al Tribunal Supremo a esa mentira y desafío que es el PCTV», y exigió que sean adoptadas «medidas jurídicas» contra EHAK, en clara referencia a que el grupo sea ilegalizado.

GARA

Sábado, 3 de septiembre de 2005

«UN MOTIVO MÁS PARA PELEAR POR LA PAZ Y LA DEMOCRACIA»

Gari Mujika

EHAK calificó de «decisión grave» que el juez español Grande-Marlaska haya citado a declarar a siete personas que liga a la coalición, porque «la Audiencia Nacional española pretende condicionar la vida política». Para EHAK, esta decisión «no hace sino darnos un motivo más para pelear por la paz y la democracia, porque si por presentarse a unas elecciones representantes de una organización política son llamados a declarar, eso quiere decir que en Euskal Herria no vivimos ni en democracia ni en paz».

Para la formación que obtuvo nueve escaños en los pasados comicios, lo que se pretende mediante esta «estrategia jurídico-política» es «mantener constantemente su espada de Damocles sobre la cabeza de todo aquel que se sienta de izquierdas y abertzale».

Asimismo, EHAK señaló que «no vamos a fallarles», en referencia a los 150.000 ciudadanos que depositaron su confianza en esta candidadura, ya que «son ellas y ellos los que nos dan la legitimidad que necesitamos, nadie más».

EHAK exigió a los representantes del Estado español que «dejen a un lado las estrategias jurídico-políticas» y que, «al igual que se ha demostrado una y mil veces a lo largo de todo el mundo que el diálogo y la negociación son el camino para resolver los conflictos políticos», reclamaron que den una oportunidad «también en Euskal Herria».

Por su parte, Batasuna tildó las imputaciones realizadas ayer por el magistrado español Grande-Marlaska de «auténtico disparate que define por sí solo un Estado y una judicatura de nulo carácter democrático», y denunció que el citado juez siga «condicionando la vida política vasca».

«Persecución»

Para la coalición independentista, la legalidad española vigente es la que posibilita este tipo de actuaciones «por una simple razón: para impedir que Euskal Herria libre y democráticamente ejerza sus derechos políticos y civiles». Para Batasuna, la defensa del derecho de autodeterminación «se ha convertido en susceptible de actuaciones judiciales», y afirmó que «no toleraremos la persecución que se articula contra decenas de cientos de hombres y mujeres, contra plataformas y partidos políticos ilegalizados, por el simple hecho de defender el derecho de autodeterminación».

Asimismo, Batasuna exigió al Gobierno español, una vez más, que abandone «de una vez por todas la estrategia represiva en marcha que obstaculiza y pretende imposibilitar un proceso en paz y democracia».