El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

El Cabreo del PNV

Por Narrador - 5 de Septiembre, 2005, 2:51, Categoría: General

Al PNV no parece haberle satisfecho que le PSOE no apoye sus mociones de censura en la Diputación de Alava y el Ayuntamiento de Vitoria. Su ansia de poder es infinita y queda claro a la vez su desprecio al constitucionalismo, el autonomismo (gracias al cual gobierna) y la Unidad de España. Ciertamente las caretas se van cayendo sin demora.

DEIA

Sábado, 3 de septiembre de 2005

De lo dicho a lo hecho en Araba

Editorial

El PSE no apoyará la moción de censura que anunció ayer el PNV contra Rabanera y Alonso, diputado general y alcalde, respectivamente, de la Diputación de Araba y el Ayuntamiento de Gasteiz. La negativa socialista deja en agua de borrajas la iniciativa de los nacionalistas alaveses, que ni siquiera verán admitida a trámite su moción en el Ayuntamiento, donde no tienen los votos suficientes. Podrán superar el trámite en la Diputación, pero sólo eso, porque no disponen de la mayoría suficiente sin los votos del PSE. Salvo giro copernicano de los socialistas, que no se espera, las mociones nacionalistas no prosperarán. Pero eso no quiere decir que su iniciativa haya fracasado.

Es cierto que Rabanera y Alonso agotarán seguramente lo que resta de legislatura hasta la primavera de 2007, y lo harán gracias a la inhibición del PSE, lo que en boca del PNV podría traducirse por la coletilla matemática, "como queríamos demostrar". En efecto, las mociones de censura iban dirigidas a los gobiernos del PP, pero en su trayectoria alcanzaban también el PSE. Y los socialistas se han retratado eligiendo seguir sosteniendo en precario en Araba a quienes intentan cortarles la hierba debajo de los pies en Madrid. En la nota en la que justificaban su negativa a apoyar las mociones, hacían referencia a su apuesta por gobiernos constitucionalistas, autonomistas y progresistas. El PSE ha optado pues en Araba por el constitucionalismo y el autonomismo, en definitiva por la defensa de la sagrada unidad de España cuya bandera enarbola con tanto brío el PP. Porque atribuirle a ese partido el carácter de progresista, y que lo haga el PSE, es una pirueta dialéctica que trata, sin conseguirlo, de ocultar o disimular la primera parte del aserto. También se refería el PSE en su nota a la necesidad de buscar gobiernos sólidos y estables. Lo dicen quienes están apoyando dos gobiernos (el de la Diputación y el del Ayuntamiento) en minoría y con los presupuestos prorrogados desde 2003, el año en el que se constituyeron, porque ni ellos mismos les prestan sus votos. A Rajoy no le hará falta pedirle explicaciones a Zapatero cuando se reúnan el lunes. El baluarte del españolismo en Euskadi está a salvo al menos hasta las próximas elecciones.