El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Sharon Es Demaisado Blando para el Likud

Por Narrador - 1 de Septiembre, 2005, 5:31, Categoría: Israel

Miren por donde que dentro del Likud ahora Sharon es un ‘blando’. Lo que hay que ver. Claro que si lo comparamos con el halcón Shamir, aquel al que Bush Padre tuvo que congelarle los créditos hasta que perdió las elecciones. Entonces ganó Rabin pero fue asesinado y no precisamente por palestinos. Y llegó Netanyahu y se cargó los acuerdos de Oslo, el proceso paz y todo lo que se piso por le medio. Va a ser divertida esta lucha fratricida, al menos desde aquí.

EL MUNDO

Miércoles, 31 de agosto de 2005

NETANYAHU DISPUTARÁ A SHARON EL LIDERAZGO DEL LIKUD Y DEL GOBIERNO

TEL AVIV/JERUSALEN.- La lucha por el poder tras la evacuación de Gaza se ha desatado ya en Israel. Benjamin Netanyahu ha anunciado que disputará al primer ministro israelí, Ariel Sharon, el liderazgo del partido Likud y del Gobierno. El eterno rival de Sharon proclamó ayer su candidatura en una conferencia de prensa en Tel Aviv.

«El Likud necesita hoy un dirigente que pueda juntar filas, reconstruir las ruinas, dirigir el Likud hacia la victoria y después dirigir el Estado en el espítitu de nuestros principios, y yo creo que lo puedo hacer», declaró Netanyahu.

Ex ministro de Finanzas en el Gobierno de Sharon hasta su dimisión a principios de agosto -en protesta por la evacuación de las colonias de Gaza-, Netanyahu afirmó que el primer ministro «ha dado la espalda, ha abandonado los principios del Likud y ha elegido un camino diferente, el de la izquierda», según informa Efe.

Netanyahu considera que la retirada de los 21 asentamientos judíos de Gaza dejará la puerta abierta al terrorismo y que los grupos armados palestinos intensificarán sus ataques contra localidades dentro de Israel.

Las encuestas del Likud muestran que, si hoy se celebraran elecciones primarias, el ex ministro, de 55 años, podría derrotar a Sharon, tal y como recoge la agencia Reuters. Este dato aumenta las especulaciones sobre otro posible escenario: que el actual primer ministro abandone el bloque centrista y funde un nuevo partido para presentarse a las elecciones que se prevén para noviembre de 2006.

El Comité Central del Likud tiene previsto fijar las primarias el próximo noviembre, después de que el tribunal del Likud decidiera anoche que la moción de censura del Comité Central contra Sharon tendrá lugar el 26 de septiembre. Sus resultados podrían reestructurar el escenario político israelí y provocar que se anticipen las elecciones generales.

EL PAIS

Miércoles 31 de Agosto de 2005

NETANYAHU DISPUTARÁ A ARIEL SHARON LA PRESIDENCIA DEL PARTIDO ISRAELÍ LIKUD

F. S.  -  Jerusalén

Benjamín Netanyahu, de 56 años, anunció ayer solemnemente en Tel Aviv su intención de presentarse como candidato a la presidencia del partido nacionalista Likud en las elecciones primarias que el comité central de la organización celebrará el próximo 26 de septiembre. La candidatura de Netanyahu supone un desafío al primer ministro israelí, Ariel Sharon, que desde hace meses abriga la esperanza de revalidar la presidencia del partido para poder presentarse como jefe de filas de la formación nacionalista en las elecciones generales que podrían convocarse la próxima primavera.

"El Likud necesita hoy un dirigente que pueda juntar las filas, reconstruir las ruinas, dirigirlo hacia la victoria y después dirigir el Estado en el espíritu de nuestros principios y yo creo que puedo hacerlo", aseguró ayer Benjamín Netanyahu al presentar su candidatura.

El discurso de Netanyahu estuvo repleto de referencias críticas al primer ministro, Ariel Sharon, y al proceso de descolonización de la franja de Gaza, tratando de aglutinar a los sectores más radicales de la organización Likud, que son los que controlan el aparato del partido.

Netanyahu se presentó a la prensa arropado por una serie de políticos y barones del Likud, entre los que se encontraba el ex ministro de Asuntos Exteriores David Levy y Natan Sharansky, ex preso político en la antigua Unión Soviética convertido en asesor intelectual del presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

Netanyahu ve en Sharansky una pieza clave de su equipo político con la que va a intentar reconciliarse con la Casa Blanca.

Pocas horas antes de que Netanyahu anunciara su candidatura por el Likud, Ariel Sharon le había lanzado un ataque virulento, al asegurar que éste carecía de aptitudes para liderar no sólo el partido sino también Israel. "Le falta serenidad, capacidad de percepción y sobre todo nervios de acero", aseguró el primer ministro por la televisión criticando a su más firme rival.

ABC

Miércoles 31 de Agosto de 2005

EL «BIG BANG» DEL LIKUD

Juan Cierco

Netanyahu es desde ayer candidato a las elecciones primarias. «Bibi» le ha declarado la guerra sucia a «Arik». Nunca antes en Israel, un partido en el poder había querido acabar con su propio primer ministro

JERUSALÉN. Bienvenidos a Israel, donde en política casi nada es lo que parece; donde la agenda local torpedea la Hoja de Ruta internacional; donde por vez primera en la historia del país, un partido en el poder, el Likud, quiere acabar con su propio jefe de Gobierno, quien goza de una enorme popularidad entre la opinión pública.

Bienvenidos a Israel, donde se acaba de cerrar con éxito una de las operaciones militares más dramáticas de su historia, sobre todo de puertas para dentro; donde por primera vez el Ejército ha llevado a cabo una misión -la evacuación judía de la Franja de Gaza- sin el apoyo y consenso de todo el país, y lo ha hecho con sobresaliente.

Bienvenidos a Israel, donde su primer ministro, denostado más allá de sus fronteras a lo largo de su controvertida carrera política y militar, será recibido a mediados de septiembre en la Asamblea General de las Naciones Unidas, quién lo diría, como un hombre valiente y determinado en busca de una paz imposible con los palestinos, por mucho que tal reconocimiento duela en Gaza y mucho más en Cisjordania y Jerusalén Oriental.

Bienvenidos a Israel, donde el otrora arquitecto de la colonización judía en los Territorios Ocupados Palestinos, que ya no será puesto en cuarentena lejos de casa, está a punto de ser echado de la suya propia, después de que Benjamín Netanyahu anunciara ayer a bombo y platillo en Tel Aviv, arropado por muchos de los suyos (el disidente soviético e ideólogo de George W. Bush, Natan Sharansky; el ex ministro, David Levy; el nieto del refundador del sionismo, Zeev Jabotinsky; el presidente del Parlamento, Reuven Rivlin), su candidatura a las elecciones primarias del Likud, a buen seguro fijadas para finales de noviembre.

Nuevo proyecto

Bienvenidos a Israel, donde un líder sin partido puede acabar sumándose a un partido sin líder o lo que es lo mismo, como diría el periodista local, Guideón Levy, apartado Sharón del Likud por un «Bibi» que le acusa de «fomentar la creación de un Estado terrorista en Gaza, de darle la espalda a sus votantes, de traicionar los principios del partido, de poner en riesgo la seguridad del país», sólo le queda crear una nueva formación política con los laicos del Shinui y los laboristas, para contrarrestar, cual «big bang» de históricas proporciones, el efecto Netanyahu en las elecciones generales anticipadas, y avanzar en la Hoja de Ruta y el proceso de paz. Ayer, el ex primer ministro laborista, Ehud Barak, instó a los miembros de su partido que optan a la presidencia a apoyar a Peres, actual presidente, para «evitar que Netanyahu tome ventaja de la amplia brecha en el Likud y liderar un cambio histórico en el Gobierno».

Bienvenidos a Israel, donde sin digerir todavía la evacuación de los colonos judíos de Gaza, sin cerrarse todos los detalles militares del final de una ocupación que ha durado 38 años, los ciudadanos se preparan para vivir la guerra política más sucia de su revuelta historia, protagonizada por dos miembros de un mismo partido que ya no será nunca más indivisible, del que se desconectará en breve, o le desconectarán de inmediato con el mando a distancia, uno de sus fundadores.

Bienvenidos a Israel, donde cuanto más dura y humillante pueda llegar a ser la derrota de Sharón, si es que se consuma, en el seno de su partido -ya no cuenta para lavar los trapos sucios con la ayuda de su hijo, Omri, perseguido en justicia por casos de corrupción-, más posibilidades tendrá, si da el paso decisivo hacia un centro siempre huérfano en este país, de arrasar en los comicios bajo las siglas de un nuevo bloque, por ficticio que sea, tal y como pronostican los sondeos.

Bienvenidos a Israel, donde se dibujan más asentamientos en el horizonte nada lejano de una Cisjordania que estará pronto en el ojo del huracán; donde se diseña la estrategia de judaizar Jerusalén sin disimulo alguno; donde se cuestionan, con demasiada frecuencia, los compromisos fácticos hacia una Hoja de Ruta siempre ignorada, por muy mencionada que sea a las primeras de cambio.

Futuro decisivo

Bienvenidos a Israel, donde los próximos meses, los mismos en los que Sharón necesita reposar su banquete de Gush Katif hasta nueva orden médica, serán pródigos en acontecimientos políticos de primer nivel: primarias en el Likud y en el laborismo; creación quizás de un nuevo partido de consenso; comicios generales anticipados, sin quitarle la vista de encima a unas legislativas palestinas que levantan ampollas a este lado del muro ilegal que crece y no para, por la participación, con serias opciones, de Hamás.

Bienvenidos, en definitiva, a Israel, donde Sharón será culpable ante demasiados ojos bizcos mientras Netanyahu no demuestre lo contrario.

LA RAZON

Miércoles, 31 de agosto de 2005

NETANYAHU LUCHARÁ CONTRA SHARON POR EL LIDERAZGO DEL LIKUD

José Vericat

El partido conservador someterá a su primer ministro a una moción de censura el 26 de septiembre

Jerusalén- El ex primer ministro Benjamin Netanyahu, acérrimo rival del actual primer ministro israelí, Ariel Sharon, anunció ayer que competirá por el liderazgo del partido conservador Likud, principal formación política de Israel con 40 escaños de los 120 del Parlamento, y del Gobierno. En rueda de prensa, aseguró que «el Likud necesita un dirigente que pueda juntar las filas, reconstruir las ruinas, dirigir el Likud hacia la victoria y después dirigir el Estado en el espíritu de nuestros principios, y yo creo que lo puedo hacer». El discurso de Nentanyahu destacó por la crítica constante contra Sharon y en particular contra su plan de retirada de la franja de Gaza.

«El hombre que recibió los votos ha dado la espalda, ha abandonado los principios del Likud y ha elegido un camino diferente, el de la izquierda», dijo el ex primer ministro en referencia a Sharon, uno de los fundadores de ese movimiento político creado a principios de los setenta. Netanyahu afirmó que se necesita «un primer ministro que no dé viento de cola al terrorismo, que frene el aumento de la corrupción criminal y que cure las divisiones en el pueblo».

Y es que Netanyahu considera que tras la retirada israelí, la franja de Gaza se convertirá en una base para grupos terroristas que intensificarán sus ataques contra localidades dentro de Israel. El ex premier compareció ante la Prensa acompañado de diputados como Naomi Blumenthal, David Levy, Natan Sharansky y Ehud Yatom, también críticos hacia la gestión de Sharon, y del presidente del Parlamento israelí, Reuven Rivlin.

  

Sin nada a cambio. Una vez más, el ex ministro de Finanzas acusó a Sharon de haber hecho repetidas concesiones a los palestinos sin recibir nada a cambio, en particular con el Plan de Desconexión, una iniciativa israelí unilateral. «Creo que sabéis algo sobre mi historial [como primer ministro entre 1996 y 1999]. Dirigí difíciles negociaciones [con los palestinos] y establecí el principio de la reciprocidad», argumentó. Asimismo, habló largo y tendido sobre lo orgulloso que se siente con su actuación como ministro de Finanzas, puesto que dejó en protesta por la evacuación de los colonos de la franja de Gaza y Cisjordania.

Netanyahu convocó a los medios de comunicación después de que el Likud aprobase una moción de censura del Comité Central contra Sharon para el 26 de septiembre. Los 3.000 miembros del máximo órgano de representación de la formación derechista podrían decidir que se celebrarán primarias en noviembre, lo que supondría la primera vez que un partido intenta expulsar a su dirigente mientras desempeña el puesto de primer ministro.

Los observadores consideran que Netanyahu, líder de los «rebeldes» del Likud, cuenta con mayoría en el Comité Central, con lo que podría arrebatar el liderazgo a Sharon en las primarias. Si Sharon considera que perderá la votación puede apelar a los tribunales con el argumento de que las elecciones internas sólo pueden convocarse una vez convocados por ley los comicios generales, según la constitución del Likud. Si esta maniobra le falla, es probable que forme un partido propio, lo que supondría la división del Likud. Por ley, las próximas elecciones generales israelíes están previstas para noviembre de 2006, pero Sharon podría provocar el adelanto si su socio de Gobierno, el Partido Laborista, le hiciese el «favor» de abandonar la coalición. Los laboristas han expresado su intención de dejar el Gobierno porque llegaron a él para apoyar el Plan de Desconexión, pero, una vez logrado, seguir con Sharon les pasa un alto coste electoral. Netanyahu goza de amplia popularidad en el Likud, pero según las últimas encuestas bastante menos que Sharon entre el público en general. Sharon no ha perdido ocasión de criticarle desde que hace un mes Netanyahu abandonó el Gobierno. Efe