El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Finaliza la Farsa de Guadalajara: No hubo ni un error

Por Narrador - 1 de Septiembre, 2005, 4:04, Categoría: Incendio en Guadalajara

Por increíble que pueda parecer La comisión de Guadalajara concluye que se actuó correctamente en la extinción del fuego. El PP insiste en que hubo una cadena de errores para combatir el fuego, que se cobró 11 vidas. Más es nos e reconoce ni un solo error. Todo ha debido ir de libro pese a las victimas y las casi 14.000 hectáreas calcinadas. Desde hoy en lugar de hablar de la Comisión de Investigación de Guadalajara hablaremos de la Farsa de Guadalajara. Sólo un titular de EL MUNDO «Los Retenes Podían Haberse Salvado» con otros equipos. Respecto a la información del diario de PRISA es la enésima entrega de ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS, versión incendios forestales perfectos.

EL MUNDO

Miércoles, 31 de agosto de 2005

«LOS RETENES PODÍAN HABERSE SALVADO» CON OTROS EQUIPOS

Olga R. Sanmartin

EL INCENDIO DE GUADALAJARA. La Comisión de Investigación sobre el incendio de Guadalajara de las Cortes de Castilla-La Mancha terminó ayer como comenzó: con el PSOE y el PP enrocados en tesis repetidas hasta la saciedad y acusándose unos a otros de haber utilizado a los 11 fallecidos con fines partidistas y de convertir las sesiones en «un circo». En el debate previo a la votación de las conclusiones, ambos grupos resucitaron el régimen franquista para descalificar al contrario. No hubo piedad. Hasta sacaron a relucir las faltas de ortografía del rival. Como era previsible, se aprobó el dictamen propuesto por los socialistas, que será ratificado en un Pleno que probablemente se celebrará la próxima semana y al que asistirá el presidente regional, José María Barreda.

TOLEDO.- «Si los retenes hubieran ido provistos de fire-shelters [tiendas de abrigo], probablemente podían haberse salvado». Conociendo de antemano que sus conclusiones iban a acabar en la papelera, la portavoz del PP, Ana Guarinos, volvió a defender ayer que, si se hubiera actuado antes, la tragedia de Guadalajara no habría tomado las dimensiones que alcanzó.

A los miembros del PP, flojos y desencantados, les costó encontrar nuevos argumentos para demostrar la «nefasta gestión política» del incendio. Volvieron a repetir que «hasta que no se supo que había muertes no empezaron a llegar medios» y se cebaron en que los gobiernos central y regional estuvieron durante el primer día «fuera de servicio»: «Zapatero, en la ópera; Narbona no llamó hasta el día siguiente, cuando Rosario Arévalo [la consejera dimitida] se desplazó al lugar». Denunciaron la «ausencia» del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, en la Comisión: «No ha tenido el valor de venir; merecíamos una explicación».

Como el socialista José Molina, Guarinos también recurrió a la evocación de la Dictadura y dijo que «esta Comisión es propia de un régimen de otros tiempos y ha estado caracterizada por la censura». E incluso defendió la presunción de inocencia del excursionista que reconoció haber encendido la barbacoa.

Aún le quedaron fuerzas para exponer que, comparando el incendio de Riba de Saelices con otros que ha habido después en Castilla-La Mancha, se ve que «el protocolo fue distinto. En Guadalajara hubo un exceso de confianza y falta de previsión».

Lo demuestra, explicó, el retraso en la solicitud de aviones anfibios al Ministerio de Medio Ambiente (uno no funcionó), el fallo del helicóptero Kamov, el hecho de que el jefe de coordinación provincial se incorporara con cuatro horas de retraso, cuando el fuego ya había arrasado 6.000 hectáreas «La primera noche se perdió la oportunidad de hacer frente al fuego con todos los medios posibles».

Las conclusiones del PP fueron radicalmente opuestas a las del PSOE: «Falta de coordinación», «defectuosas infraestructuras», «mal funcionamiento del 112», «incumplimiento de la normativa laboral», «pocos tratamientos silvícolas» Una «cadena de errores» que desembocó en la muerte de los retenes.

«¿Era predecible el incendio? Sí, la zona reúne todas las condiciones para el fenómeno conocido como fuego de explosión. ¿Se pudo evitar? También». El PP recalcó que los fallecidos se quedaron solos porque los medios aéreos se retiraron del flanco y el Centro de Coordinación de Guadalajara (COP) «no tenía conocimiento de esta decisión o no se lo comunicó».

El PP propuso que se constituyera una Comisión de Seguimiento en las Cortes regionales para velar por el cumplimiento de los compromisos. Pero no se aprobó. Su conclusión principal es que las más de 81 horas de trabajo, los 56 documentos aportados y los 44 comparecientes no han servido para nada. «La mayoría de las preguntas se ha quedado sin contestar».

EL MUNDO

Miércoles, 31 de agosto de 2005

«SE EXTINGUIÓ A LAS 56 HORAS, EN UN TIEMPO BASTANTE CORTO»

Olga R. Sanmartin

EL INCENDIO DE GUADALAJARA. La Comisión de Investigación sobre el incendio de Guadalajara de las Cortes de Castilla-La Mancha terminó ayer como comenzó: con el PSOE y el PP enrocados en tesis repetidas hasta la saciedad y acusándose unos a otros de haber utilizado a los 11 fallecidos con fines partidistas y de convertir las sesiones en «un circo». En el debate previo a la votación de las conclusiones, ambos grupos resucitaron el régimen franquista para descalificar al contrario. No hubo piedad. Hasta sacaron a relucir las faltas de ortografía del rival. Como era previsible, se aprobó el dictamen propuesto por los socialistas, que será ratificado en un Pleno que probablemente se celebrará la próxima semana y al que asistirá el presidente regional, José María Barreda.

TOLEDO.- El fuego, causado por una negligencia en una barbacoa, era tan «imparable» como la potencia que sale de 64 centrales nucleares y más medios no lo hubieran podido controlar.

A pesar de todo, los refuerzos que se movilizaron desde el primer momento, la coordinación fue «eficaz» y los 11 miembros del retén murieron por un «lamentable accidente», también inevitable. Se quemaron 12.875 hectáreas y hubo 13 municipios afectados. Esta es ya la versión oficial del incendio de Guadalajara, la del PSOE, que ayer aprobó la Comisión de Investigación del Parlamento castellanomanchego por seis votos socialistas a favor y cuatro populares en contra.

En un informe de 73 páginas bastante benevolente e incluso triunfalista, se habla de una actuación que fue «un récord en la historia de Castilla-La Mancha» porque «nunca se había producido una movilización tan masiva de maquinaria pesada, ni en Guadalajara, ni en la comunidad, ni en España, probablemente». Por si fuera poco, «se extinguió al cabo de 56 horas, en un tiempo bastante corto».«Prácticamente no había medios en el mundo para apagarlo», añadió el portavoz socialista, José Molina. La Administración, por tanto, está eximida de toda culpa.

A pesar de que «todo se hizo bien», el PSOE propuso un paquete de recomendaciones de cara el futuro que demuestra que todavía hay muchas cosas que deben mejorar. Sí hubo coordinación, dijeron, pero piden «que se homologuen» los sistemas de comunicación, equipamiento y formación de los servicios de extinción entre las comunidades autónomas y el Estado. Los retenes no viven en la precariedad y tienen la «experiencia adecuada», concluyen, pero solicitan que «se continúe avanzando en la profesionalización y mejora de las condiciones laborales» y que «se diseñen y aprueben planes de formación homologados y acreditados». Hay un protocolo que se siguió, recuerdan, pero demandan «una normativa reguladora de los usos del fuego». Los medios fueron suficientes, insisten, pero quieren «que se amplíe el número de unidades helitransportadas» y «se sustituyan los actuales aviones por otros que aseguren una mayor capacidad».

Molina insistió en que la actuación contra el fuego fue «organizada, entendida y trabajada» que se «extinguió bien y pronto», y acusó al PP -«que añora otro régimen»- de montar «una estrategia de linchamiento político» llena de «mentiras, insidias y falsedades».Pero reclamó la creación de tres potentes proyectos: un Pacto de Estado en materia de incendios; un Centro Nacional de Investigación y Gestión del Fuego, y una empresa pública de gestión ambiental que se ocupe de todo lo relacionado con la extinción y prevención.«La actuación fue la adecuada».

EL MUNDO

Miércoles, 31 de agosto de 2005

EL VALOR ECONÓMICO TOTAL DEL INCENDIO DE GUADALAJARA FUE DE 154.304.805 EUROS

El valor económico total del incendio de Guadalajara fue de 154.304.805 euros según la Consejería de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha. El 90% correspondió a valor ambiental y productivo y el 10% a valor recreativo.

EL PAIS

Miércoles 31 de Agosto de 2005

LA COMISIÓN DE GUADALAJARA CONCLUYE QUE SE ACTUÓ CORRECTAMENTE EN LA EXTINCIÓN DEL FUEGO

Isabel Salvador 

El PP insiste en que hubo una cadena de errores para combatir el incendio , que se cobró 11 vidas

"Cada uno de los responsables cumplió correctamente con su misión, y la eficacia de los servicios queda de manifiesto al conseguir la extinción de un incendio muy fuerte en tan solo 56 horas". "Sin los 11 fallecidos del retén de Cogolludo, éste hubiese sido uno de los muchos incendios que se producen todos los veranos". El dictamen de la comisión parlamentaria que ha investigado el incendio de Guadalajara no reconoce error alguno en el documento de 73 páginas aprobado con la mayoría socialista, aunque sí plantea carencias en las recomendaciones finales. El PP insiste en que hubo una cadena de fallos.

Las recomendaciones que incluye el dictamen aprobado por la comisión incorporan buena parte de las reivindicaciones de los alcaldes de la zona afectada por el incendio. Entre ellas, la elaboración de programas de desarrollo rural, la retirada de la madera, o asegurar la cobertura de telefonía. También se propone que se amplíe el número de unidades helitransportadas de acción inmediata, la sustitución de los actuales aviones por otros de mayor capacidad de carga o que se incorpore progresivamente el sistema de detección por GPS a las unidades terrestres de extinción.

Precisamente sobre las condiciones laborales de los trabajadores se recomienda que se estudie la puesta en marcha "una empresa pública de Gestión Ambiental que se ocupe de todo lo relacionado con la extinción y prevención de los incendios forestales".

El mismo incendio, las mismas repercusiones humanas y medioambientales, pero una visión completamente distinta fue la que presentaba el PP en sus conclusiones, después de los trabajos de una comisión que consideran "limitada en el tiempo, en la documentación y en los comparecientes".

Para los populares "se cometieron errores en la estrategia del incendio, al entender que sólo las máquinas acabarían con él", ni el Gobierno central ni el regional, lo tomaron en consideración, y "sólo se preocuparon 28 horas después, cuando se conoció que 11 trabajadores habían fallecido". "Se produjo una cadena de errores", indican.

En este punto, el cruce de acusaciones que se habían escuchado los días anteriores, sonó todavía con más dureza. La portavoz popular, Ana Guarinos, acusó a los diputados socialistas de "hacerles mucho daño a los familiares y poner en duda que las personas que estuvieron en Santa María del Espino -el retén que falleció- actuaran bien".

La respuesta inmediata fue del portavoz socialista José Molina: "Usted necesitaba oírse decir que han respetado a las víctimas, porque han venido a insultar a las víctimas, y a utilizarlas en su propio provecho político. Los ciudadanos están hartos de que ustedes estén echando en cara, y encima de la mesa en todo debate a las víctimas", reprochó. Para Molina, era evidente que el PP tenía escrito "el dictamen de la mentira, de la insidia y de la falsedad".

50 metros por minuto

No se hace referencia a las responsabilidades políticas que para los socialistas se asumieron con la dimisión de la consejera de Medio Ambiente, Rosario Arévalo. El PP cree que éstas "deben ser asumidas por el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda".

Según el dictamen aprobado ayer, sin los 11 fallecidos del retén de Cogolludo, "éste hubiese sido uno de los muchos incendios que se producen todos los veranos y, particularmente, en este de sequía extrema". Fue la explosión del monte la que causó la muerte de estos trabajadores que no cometieron ninguna imprudencia, ni mostraron un comportamiento temerario en su actuación. Fue el fenómeno "imprevisible" conocido entre los técnicos como "explosión del monte" el que hizo que lo convirtió en "un incendio integral", continúa el dictamen.

En un incendio normal los medios que acudieron al lugar hubiesen sido suficientes para controlar el incendio. "Jamás se ha producido una movilización tan masiva de maquinaria pesada ni en Castilla-La Mancha, ni en España". Pero la rapidez de la propagación, se argumenta en el dictamen, lo hizo imposible. La rapidez con la que se propagó el fuego fue de unos 50 metros por minuto, cuando lo habitual es que el fuego avance con una velocidad de 4-5 metros por minuto.

La comisión ha concluido que "hubo coordinación desde el primer momento, tanto en las labores de extinción como en las tareas de protección civil", y no hace ninguna referencia a la falta de respuesta de la comunidad de Madrid a la petición inicial de medios, tal y como denunció en un primer momento el Ejecutivo de Castilla-La Mancha. "Los Gobiernos central y regional, las diversas comunidades, la diputación de Guadalajara y los propios ayuntamientos han colaborado de manera perfectamente coordinada en la gestión de la extinción del incendio", agrega.

EL PAIS

Miércoles 31 de Agosto de 2005

EL DICTAMEN RECOMIENDA MÁS MEDIOS Y MÁS SEGURIDAD

Isabel Salvador 

El dictamen de la comisión de investigación del incendio de Guadalajara incluye cuatro páginas de recomendaciones. Una buena parte hace referencia a la ayuda "con la mayor diligencia y eficacia" que se debe prestar a las familias de los 11 fallecidos por el fuego que arrasó más de 11.000 hectáreas. En este sentido, y en cuanto a la zona afectada por el fuego, se incide en dar prioridad a las ayudas específicas encaminadas a la regeneración económica de los pueblos afectados, atendiendo especialmente a las necesidades transmitidas por sus alcaldes. Entre ellas dotarles de cobertura de radio, telefonía y televisión.

Se hace referencia a la necesidad de crear una empresa pública de Gestión Ambiental que se ocupe de todo lo relacionado con la extinción de incendios y la homologación para todas las comunidades autónomas de los sistemas de comunicación, equipamiento y formación de los servicios de extinción. Y se recomienda que se incorporen "cuantos avances técnicos" redunden en la mejora de las condiciones laborales y la seguridad de los trabajadores, dedicados a la extinción de incendios, así como el avance en la profesionalización y mejora de las condiciones laborales del sector. Se proponen también planes de formación homologados para los trabajadores de todo el país, y la incorporación de un sistema de GPS para las unidades terrestres.

En el dictamen se alude a la creación de un Centro Nacional de Investigación y Gestión del Fuego, y al desarrollo de una normativa reguladora del uso del fuego, así como a que se incremente la persecución de delitos y negligencias relacionadas con los incendios. Se aconseja que se amplíen las unidades helitransportadas y se opte por aviones con mayor capacidad de carga.

EL PAIS

Miércoles 31 de Agosto de 2005

"La cabeza del incendio equivalía a 64 centrales nucleares"

Extracto del informe de la Comisión sobre la investigación del incendio forestal de la Riba de Saelices:

- Origen: Se origina por una negligencia en la realización de una barbacoa (..) en el área recreativa de la Cueva de los Casares, en un entorno desarbolado, (..) y colindante con el río Linares, junto a una charca artificial(...), contando las barbacoas con un paravientos de 1,70 metros de altura, y distando estas infraestructuras más de 7 metros del cultivo colindante. Fue desbrozada por el Ayuntamiento de La Riba de Saelices en julio de 2005. Calificada como de menor riesgo de entre las existentes en el Parque Natural del Alto Tajo.

- Características. Se se produjo el denominado "triángulo del fuego", cuando con temperaturas de 30 grados, con vientos superiores o del orden de 30 kilómetros por hora y la humedad relativa inferior al 30%, el comportamiento del fuego es crítico. En este caso se suma la orografía con valles encajados y pendientes de más del 30% y la alta combustibilidad de la vegetación. Todo ello hace que se convierta en un incendio excepcional y de extraordinaria virulencia, calificado en los manuales como un "fuego imparable".

- Propagación. En un incendio habitual el fuego avanza 4-5 metros por minuto y en este caso la velocidad fue de unos 50 metros por minuto. En la fase de crecimiento ya había avanzado en torno a los 10-11 kilómetros con un frente en cabeza de entre 5 y 6 kilómetros, lo que da un perímetro de fuego de unos 30 kilómetros. Por cada kilómetro de frente se estaba generando una potencia calorífica de 48 gigavatios (..) La cabeza tenía una longitud de 4 kilómetros que equivalían a 64 centrales nucleares. En las primeras horas el fuego avanzó con una velocidad de 1.300 hectáreas por hora, lo que supone 21 hectáreas por minuto. La altura de las llamas llegó a alcanzar en el frente principal entre 10 y 15 metros. El viento lanzaba las pavesas a 4 kilómetros de distancia.

- Actuación. Con la envergadura descrita la única manera de atajar [el fuego] con eficacia es mediante una lucha indirecta de maquinaria pesada. Con una altura de llamas superior a dos metros no se puede efectuar el ataque directo por medios terrestres. Con llamas de más de 10 metros los medios aéreos son inoperantes.

- Dispositivo de medios. En la extinción han intervenido: 39 especialistas, 62 agentes medioambientales, 734 combatientes, 26 bomberos y personal de Guardia Civil, Ejército y otros Cuerpos. Los equipos participantes fueron: 26 retenes terrestres, 3 retenes helitransportados, 3 brigadas helitransportadas, 31 autobombas, 4 patrullas con autobombas, 21 bulldozer, 1 tanque Velif, 29 unidades de maquinaria pesada, 15 aviones anfibios, 4 aviones de carga en tierra, 8 helicópteros y 3 aeronaves de coordinación. Jamás se ha producido una movilización tan masiva de maquinaria pesada (..) en España, lo que contribuyó (..) a que en 56 horas este incendio estuviera controlado. (...) Se atendieron 130.000 llamadas por 47 personas del 112.

- La muerte de 11 trabajadores. El fenómeno "explosión del monte" que mató a 11 trabajadores es imprevisible y se produce cuando un incendio de copas se convierte en un incendio de superficie. Cuando una montaña explota el incendio se propaga a velocidades iguales o superiores a la del sonido. El coordinador provincial de incendios Antonio Solís forma un contingente a cuyo mando designa al auxiliar Pedro Almansilla para frenar la aparición de un foco secundario hacia Santa María del Espino. Su actuación fue en todo momento correcta y prudente.

- Consecuencias. Además de los 11 fallecidos, el incendio (..) quemó 12.875 hectáreas, de las que 3.147 pertenecen al Parque Natural del Alto Tajo. Como los montes son de titularidad municipal, una de las consecuencias es la pérdida de ingresos de los ayuntamientos procedentes de la venta de madera. Asimismo, se han visto afectados 107 agricultores y 24 ganaderos.

ABC

Miércoles 31 de Agosto de 2005

LA COMISIÓN DE GUADALAJARA APRUEBA LAS CONCLUSIONES DEL PSOE, QUE NO VE NEGLIGENCIAS

MADRID. El PSOE usó ayer su mayoría en las Cortes de Castilla-La Mancha para lograr que la comisión que ha investigado lo ocurrido en el incendio de Guadalajara aprobase un dictamen de conclusiones que establece que la gestión de los responsables técnicos y políticos fue correcta y permitió controlar un «fuego imparable» en menos de 56 horas.

Los votos del PSOE sirvieron también para rechazar el informe propuesto por el PP, que denunciaba la «cadena de errores», la falta de coordinación y la escasez de personal y de medios que, a su juicio, impidió que el incendio se controlara en las primeras horas y que se evitara la muerte de los once trabajadores de un retén.

Tras más de ochenta horas, 44 comparecencias y el estudio de 52 documentos, socialistas y populares reflejaron en sus conclusiones dos versiones totalmente opuestas de lo ocurrido en el incendio, que aparte de las once muertes arrasó casi 13.000 hectáreas de monte.

La última sesión de la comisión sirvió además para que los portavoces de ambos grupos, Ana Guarinos (PP) y José Molina (PSOE), se acusaran mutuamente de mentir, de utilizar el dolor de las víctimas para obtener réditos políticos y de actuar con irresponsabilidad y falta de rigor.

Explosión del monte

El dictamen aprobado considera que, de no ser por el «accidente fatal» que costó la vida a los once trabajadores, «éste hubiese sido uno más de los muchos incendios que se producen todos los veranos». Los trabajadores, expone, murieron por «la explosión del monte», un fenómeno imprevisible y escasamente conocido, y agrega que «no hubo comportamiento temerario» en su trabajo.

La comisión elevará ahora al pleno de las Cortes el dictamen de conclusiones, que podría ser aprobado, previsiblemente, la próxima semana.

LA RAZON

Miércoles, 31 de agosto de 2005

LA COMISIÓN DE GUADALAJARA NO ASUME NI FALLOS NI DESCOORDINACIÓN EN EL INCENDIO

L. R. N.

La mayoría del PSOE elude en las conclusiones finales las responsabilidades exigidas por el PP

Madrid- Una vez que las llamas del incendio en la zona del Alto Tajo de Guadalajara se han reducido a cenizas, y que han comparecido todos los que ha permitido el Partido Socialista, llega la hora de las conclusiones (aprobadas ayer por la mayoría del PSOE) a las que ha llegado la comisión de investigación de la tragedia que costó la vida a 11 personas. En lo único que coinciden PP y PSOE es en que hacen falta más medios de prevención y extinción de incendios; en todo lo demás muestran una divergencia total.

Los votos del PSOE aprobaron sus conclusiones, y sirvieron también para rechazar el informe propuesto por el PP, que denunciaba los errores cometidos, la falta de personal y medios en un incendio que acabó con la vida de once personas. De esta forma, el texto definitivo de 73 páginas, redactado por el PSOE, establece 27 recomendaciones para el futuro, en un intento de «aprender lo más posible de esta trágica experiencia para mejorar los dispositivos de prevención y extinción de incendios».

De esta forma, ayer quedó patente que el PP no está en absoluto conforme con el resultado de la comisión que, aseguran, se ha visto «limitada» por los antojos del PSOE. Los populares, en palabras de su representante en la investigación, Ana Guarinos, creen que los medios para extinguir el incendio que causó la muerte de 11 personas que trabajaban en las labores de extinción, y que provocó la quema de 12.900 hectáreas, eran «a todas luces escasos». Para Guarinos, ya se sabía que se trataba de un fuego «excepcional», para el que sólo contaron con medios «habituales»; además, consideran que el nivel 2 de alerta debía haberse dado el mismo sábado 16 de julio, con la consecuente movilización de retenes, y haber quedado así controlado la mañana del domingo 17.

Frente a las acusaciones de descoordinación de los populares, el PSOE responde, en palabras de su representante en la comisión, José Molina, que «hubo coordinación desde el primer momento, tanto en las labores de extinción como las de protección civil», así como una «rapidez en la respuesta y llegada de medios a la zona». Molina achacó a las condiciones adversas la gravedad del suceso, porque si no, se «hubiera quedado en un conato» de incendio. De esta forma, aseguró que las acusaciones de «exceso de confianza» que les achaca el Partido Popular son para el representante socialista absurdas, puesto que cada responsable que participó en la extinción «cumplió correctamente» su misión, según informa Efe.

  

Ahora, más medios. Otra de las consideraciones importantes que pone sobre la mesa el PP, es la actuación tanto del presidente regional, José María Barreda, como el del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al estar «desaparecidos durante las primeras horas del fuego y menospreciar el incendio hasta que conocieron la muerte de los once miembros del retén». Frente a esto, el PSOE asegura que todos actuaron correctamente. El documento también defiende que el área recreativa en la que se originó el incendio era de bajo riesgo y había sido convenientemente desbrozada por el Ayuntamiento de Riba de Saelices y que fue «una negligencia» en la realización de una barbacoa la culpable del fuego. De la misma forma, el PSOE aprobó la creación de un Centro Nacional de Investigación y Gestión del Fuego, rechazando la propuesta de una Comisión de Seguimiento de los compromisos realizados propuesta por el PP, y emplaza al gobierno regional a estudiar la conveniencia de impulsar una empresa pública en Castilla-La Mancha que gestione la extinción y prevención de incendios.

Lo que resulta, al menos paradójico, es que el PSOE insista en remarcar que siempre se contaron con los medios necesarios, y que todo estaba en orden, algo que queda reflejado en sus conclusiones. Por tanto, ayer se aprobaron las conclusiones de una comisión de la que no se han sacado muchas cosas claras ni ha logrado satisfacer a todos.

LA RAZON

Miércoles, 31 de agosto de 2005

300.000 Euros A Los Familiares

Una vez aprobadas las conclusiones a las que ha llegado la comisión de investigación, para depurar responsabilidades y saber qué causó la muerte de 11 miembros de un retén, llega la hora de las indemnizaciones. Hace unos días, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, acordaron que antes del próximo 15 de septiembre llegarán las compensaciones a todos los afectados. Sobre la cantidad que se les hará llegar a los familiares de las víctimas, el portavoz socialista en la comisión, José Molina, aseguró ayer que percibirán una indemnización superior a los 300.000 euros. De esta forma, se intenta suavizar las duras críticas que ha tenido por parte de los populares el desarrollo de una comisión «manejada» al antojo del PSOE, y unas conclusiones aprobadas sólo por los socialistas, sin tener en cuenta al PP. Además, no se debería olvidar que lo importante es que nunca haya que llegar a indemnizar a familiares, porque ello significará que no se ha producido ninguna víctima mortal.

ABC

Miércoles 31 de Agosto de 2005

GUADALAJARA, LA PRUEBA DEL NUEVE

Editorial

Como era previsible, la Comisión de Investigación del trágico incendio acaecido el pasado julio en Guadalajara ha seguido el triste destino de este formato parlamentario, convertido en un ritual de autojustificación cuando se dispone de una mayoría parlamentaria clara, como es el caso. La atenta lectura de las conclusiones aprobadas por el PSOE supone adentrarse en un fenomenal catálogo de justificaciones, pretextos y subterfugios para defender el modo y manera con que las autoridades de la Junta de Castilla-La Mancha gestionaron las tareas de extinción de las llamas, que además de calcinar más de 10.000 hectáreas se llevaron por delante la vida de once personas. Sin embargo, y pese a tan trágico balance humano y ecológico, para los socialistas de la Comisión de Investigación nada se hizo mal y todo el operativo funcionó razonablemente. Pues menos mal. Si hubiera ocurrido un solo fallo, las dimensiones de la catástrofe hubieran sido incalculables. Reducir todo a una fatalidad (resumida en el inoportuno «vino una ráfaga de viento y ¡plaf!», pronunciado por Rodríguez Zapatero) supone renunciar a analizar seriamente un siniestro que conmocionó a España y que provocó la indignación de los vecinos de la zona ante la tardía y deficiente respuesta de las administraciones encargadas de sofocar la emergencia. Si no se extraen conclusiones de lo que ha fallado, la historia está condenada a repetirse. Y si todo se gestionó estupendamente, ¿a cuento de qué dimitió la consejera de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha?, convertida desde el primer momento en cortafuegos político del presidente regional.

Para casi nada ha servido, en la práctica, la Comisión que ayer se cerró en las Cortes de Toledo. Se desperdicia de nuevo una oportunidad excelente para poner negro sobre blanco las deficiencias del sistema de que disponemos para hacer frente al mal, casi endémico, de los incendios. ABC revela estos días el deficiente funcionamiento, debido a la mala gestión ministerial, de una parte esencial de la lucha contra el fuego: los helicópteros. Y no es desgraciadamente el único agujero de un mecanismo que demasiadas veces falla en fondo (coordinación) y en la forma (falta de medios).